LA TRANSICIÓN MÁS CIVILIZADA

TXT: REDACCIÓN / POLÍTICA

0
186
La transición se ha venido realizando en términos de respeto y colaboración.

Desde que José Antonio Meade salió la tarde del 1 de julio a reconocer la victoria de Andrés Manuel López Obrador, se advirtió que el proceso post electoral transcurriría sin sobresaltos.

Más tarde, Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez reconocerían su derrota y felicitarían al vencedor. También lo hicieron los empresarios y hasta los expresidentes Calderón y Fox. Este clima de civilidad mantiene tranquilos a los mercados financieros y a la sociedad en general.

El martes siguiente a la elección, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo un encuentro en Palacio Nacional con López Obrador, con el fin de dialogar acerca del proceso de transición entre las dos administraciones.

Peña Nieto le reiteró a López Obrador la disposición del Gobierno de la República para brindarle el apoyo que requiera para preparar el inicio de la próxima administración federal.

Ambos se congratularon por el exitoso desarrollo de la jornada electoral, así como por el espíritu cívico y la intensa participación ciudadana que la caracterizaron.

Con el fin de coordinar el diálogo entre ambas administraciones, el Gobierno de la República designó a un grupo de funcionarios que fungirán como contrapartes de las personas ya nombradas con este propósito por López Obrador.

Los grupos de trabajo se reunirán periódicamente para asegurar una transición ordenada, detallada y transparente. Aquellos temas de carácter transexenal que lo requieran serán atendidos de manera coordinada.

En particular, la Secretaría de Hacienda brindará la asistencia necesaria para la elaboración del Paquete Económico correspondiente al primer año de la administración entrante.El Gobierno de la República habrá de mantener estrecha comunicación con el futuro Presidente y su equipo de colaboradores, instruyó Peña Nieto a los miembros del Gabinete.

Este esfuerzo de coordinación tiene como propósito concluir de manera ordenada y eficaz la actual administración y ofrecer al futuro gobierno las mejores condiciones para que pueda iniciar una gestión exitosa, en beneficio de los mexicanos.

El presidente Enrique Peña Nieto reiteró que su gobierno continuará trabajando con toda dedicación, hasta el último día de su mandato, para cumplir con los compromisos que asumió con la ciudadanía.

Peña Nieto rendirá su último Informe de Gobierno el próximo 1 de septiembre, fecha en la que iniciará sus trabajos la próxima Legislatura federal, y el cambio de Presidente de la República será el 1 de diciembre.

Dejar respuesta