CUARTO PODER

0
14

La bancada amarilla (PRD) inició la legislatura con 22 integrantes. Cuatro años y medio después, le quedan 19. Sólo 13 militan en el PRD. Los otros seis han abandonado el sol azteca, en medio de descalificaciones al sistema de partidos, pero permanecen en el grupo parlamentario. Miguel Barbosa no sólo no los ha expulsado, sino que los ha consentido y hasta los ha defendido por una razón entendible: No le conviene sacarlos. El reparto de las presidencias y secretarías de comisiones en el Senado se hace proporcionalmente. El mismo método con los recursos. La ecuación es sencilla: entre menos integrantes de la bancada, menos prerrogativas.

FRANCISCO GARFIAS / Excélsior

Ya se veía venir que la invitación a marchar antier (el domingo 12 de febrero) iba a estrellarse. Según cifras oficiales, acudieron 20 mil personas. Son pocas si pensamos que el SME juntaba 50 mil cada que quería en el sexenio de Calderón, que la CNTE tuvo a 80 mil desquiciando la capital del país durante semanas hace un par de años, que cualquier cierre de campaña federal aglutina a 100 mil y que el récord de movilización lo tuvo en 2004 la “marcha de blanco” contra la inseguridad que juntó a 700 mil.

CARLOS LORET DE MOLA / El Universal

Pero volviendo a la marcha (las marchas del 12 de febrero): con ella ¿Qué arreglaremos? ¿Le va a dar miedo a Trump? ¿Va a desistirse del muro? ¿Va a cambiar su forma de pensar? Él no espera que estemos de acuerdo en sus políticas. Los tiempos que estamos viviendo nos obligan a ejecutar acciones más contundentes (…) Pero bueno, tal parece que las marchas solo sirven para medirse unos a otros, un entramado de vanidad, que muchas veces provoca la apatía de quienes esperan que se sume.

CECILIA TÉLLEZ CORTÉS / La Crónica de hoy

A estas alturas ya recorren el país muchos de los 28 que creen tener una posibilidad como “suspirantes” presidenciales, en tanto que muchos otros preparan su lanzamiento en los meses por venir. Y es que la “diarrea” de presidenciables está lejos de terminar. Sin embargo –y a pesar del elevado número de “pretensos”–, lo cierto es que aquellos con posibilidades reales de ser candidatos formales y de aparecer en la boleta de junio de 2018, no pasa de cinco. El resto –en su mayoría–, son oportunistas y vividores (…) El único candidato seguro (…) se llama Andrés Manuel López Obrador.

RICARDO ALEMÁN / Milenio

Las inteligencias más claras en política mexicana, los observadores más experimentados, los más expertos operadores, quienes raramente coinciden alrededor de una mesa o una cabeza, pero que se hacen oír, coinciden en lo riesgoso que es “estrenar” legislación cuando los procesos electorales son inminentes y las legislaciones que se pretenden aplicar no han sido probadas en elecciones anteriores.

GILBERTO DESTRABAU / El Sol de México

Dejar respuesta