CAMBIAN DE MANO LAS FOTOINFRACCIONES

CUENTOS DE PEPE EL “GRILLO”... JOSÉ DE JESÚS CEDILLO CAMARENA

E-Mail: lic.jesuscedillo@yahoo.com.mx

Facebook: PepeCedillo3

Twitter: @PepeCedillo

0
138

Era una vez…

Aquel que lo vio, corrió y me contó… dijo que en Jalisco más vale lento, aunque tarde, que rápido que te foto multen.

Mucho se ha dicho con respecto a las fotoinfracciones que se aplican a los vehículos que rebasan los límites de velocidad permitidos en determinadas calles de nuestra zona metropolitana; que si son ilegales, que son falsas e inventadas, que los radares están mal calibrados, que tienen únicamente fines recaudatorios, que no logran el objetivo para el que fueron creadas, entre otras opiniones.

Cierto es, aunque no nos guste, que ha bajado la siniestralidad en los lugares en los que fueron colocadas las cámaras, donde se redujo un 40% el índice de mortalidad y disminuyeron en 50% los accidentes viales del 2011 a la fecha, y aunque no ha bajado el número de infracciones aplicadas, no necesariamente tendría que haber correlación entre la incidencia de multas y los efectos prácticos del programa, pues finalmente el objetivo para el que fueron instaladas las cámaras es bajar el número de accidentes viales.

En días pasados, el Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo, otorgó suspensiones a favor de automovilistas que impugnaron sus foto infracciones, bajo el argumento de la falta de fundamentación legal en el actuar de la empresa al aplicar, como acto de autoridad, las multicitadas sanciones administrativas, además de que no cuentan con mínimos y máximos legales para la aplicación de la sanción, lo que vino a ilegitimar dicho acto por las violaciones a las garantías de los infraccionados.

Posteriormente y a consecuencia del fuerte reclamo social de la ciudadanía, el pasado 16 de julio el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz hizo pública su instrucción de rescindir el contrato con la empresa Autotraffic, anunciando a su vez las medidas que tomará el Gobierno del Estado para hacerse cargo del muy desgastado programa de foto infracciones y para crear un fideicomiso, en donde todo lo recaudado deba destinarse al mejoramiento de la infraestructura vial y del transporte público en forma permanente. Asimismo, anunció la suscripción de convenios con el sector empresarial y la sociedad civil, a efecto de darle certeza a la ciudadanía de los puntos de colocación de los radares y el buen funcionamiento de los mismos, otorgando también, una nueva forma cumplir con la sanción, mediante trabajo comunitario.

En cuatro meses, el Gobierno del Estado supliría por completo las funciones que realizaba la empresa concesionaria, lo que podría generar un ingreso extra a las arcas estatales. Del 2011 (año en que comenzó el programa) a la fecha, Autotraffic ha facturado más de 430 millones de pesos, de los cuales, según sus representantes, 360 millones han sido destinados para la operación del programa.

Ya veremos si el Gobierno del Estado es capaz de limpiar la mala imagen que se ha venido generando del programa de fotomultas; con transparencia, un buen sustento normativo y la ayuda de la sociedad civil, que garanticen y den certeza al ciudadano, del adecuado y legal funcionamiento de los radares de velocidad.

Por lo que colorín colorado, estos cuentos no han terminado.

Dejar respuesta