BUSCAN UN GENÉRICO CONTRA CÁNCER DE MAMA

Joven biotecnóloga desarrolla nuevo proceso para producir Taxol a partir de una bacteria de la moringa

TXT: ALFREDO ARNOLD

0
144
Ana Leticia Trewartha, joven ingeniera biotecnóloga que busca reducir costos en el tratamiento del cáncer de mama (Foto por Arturo Padilla).

El cáncer de mama es la primera causa de muerte entre las mujeres mexicanas mayores de 25 años; en promedio, cada día se producen 15 decesos por esta causa. En el mundo, se registran 1 millón 380 mil nuevos casos y 458 mil decesos anuales. Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los principales problemas de salud para las mujeres de México y el mundo.

Consciente de este flagelo, una incipiente científica mexicana se ha dado a la tarea de encontrar una alternativa que reduzca drásticamente los costos para el tratamiento médico de este mortífero cáncer. Ella es Ana Leticia Trewartha Humarán, de 24 años, mazatleca, recién egresada de la carrera de Ingeniería en Biotecnología de la Universidad Autónoma de Guadalajara, quien desde hace dos años tomó esta línea de investigación.

Ana Leticia fue reconocida por el Gobierno del Estado durante la entrega de los premios de Innovación, Ciencia y Tecnología Jalisco 2017, en la categoría de Investigación Temprana, por su trabajo sobre el Bacillus Endófito de la Moringa Oleífera para combatir el cáncer de mama.

-¿Cómo decidiste investigar sobre este tema?

“La esposa de un profesor de la facultad padecía un avanzado cáncer de mama y nos enteramos de un equipo universitario de Baja California, encabezado por el doctor Benjamín Valdez, que investiga sobre el uso del Taxol para el tratamiento de esta enfermedad. La señora se sometió a este proceso y fue exitoso ya que redujeron el tumor en un 40 por ciento. De ahí surgió mi interés por crear un proceso para producir y sintetizar la bacteria de la moringa en grandes cantidades, con el fin de bajar el costo del medicamento para que muchas más personas enfermas tengan acceso a esta alternativa que actualmente es muy cara”.

-¿Cuánto cuesta el tratamiento con Taxol en la actualidad?

“Una persona puede llegar a gastar decenas de miles de dólares al año. No sé cuánto pudiera disminuir el costo, depende de qué cantidad se pueda producir mediante un nuevo proceso, este es precisamente el objetivo de nuestra investigación”.

-¿Cómo funciona la moringa en el tratamiento del cáncer de mama?

“La moringa es una planta muy noble, con propiedades alimenticias, medicinales y fácil de cultivar. Pero no es precisamente la planta la que produce el Taxol, sino la bacteria que vive en la planta. Es probable que exista una relación directa entre la moringa y la bacteria, pero también es posible que el puro bacilo, fuera de la planta y en un ambiente diferente pueda producir Taxol en cantidades importantes”.

-¿Cuáles son las ventajas de este tratamiento?

“Primero, que ha demostrado su efectividad. Además, actualmente la gente busca opciones naturales ya que los químicos no siempre son bien absorbidos por el cuerpo. El proyecto en general se enmarca dentro de la tecnología verde, es decir, ecológica”.

-¿Has recibido propuestas para continuar tu investigación en otras instituciones?

“Quiero terminar aquí lo que comencé aquí. Ya acabé la carrera pero sigo utilizando el laboratorio de la Autónoma que está muy bien equipado y además cuento con la asesoría del doctor Miguel Beltrán García, que fue quien me inició en esta línea de investigación”.

-¿Sería bien recibida tu investigación por parte de la industria farmacéutica?

“El componente médico ya existe y no es susceptible de obtener una patente, lo novedoso sería el proceso para obtener Taxol. Esta investigación busca presentar una alternativa de producción de Taxol y sus moléculas de alto valor agregado en la industria farmacéutica, un agente con mayor actividad que la aplicada en quimioterapias contra el cáncer. Se utilizaron herramientas biotecnológicas para encontrar metabolitos en la moringa y fueron sintetizados. Hicimos una extracción de sus microorganismos endófitos (que viven dentro de la planta) y por medio de diferentes pruebas analíticas hemos ido seleccionando aquellos que producen metabolitos con relevancia farmacéutica. La meta a la que queremos llegar es la fabricación de un medicamento genérico que pueda estar al alcance de un mayor número de pacientes para el combate al cáncer de mama y otros padecimientos”.

-¿Consideras que hay bastantes jóvenes mexicanos interesados en la investigación biotecnológica?

“Creo que México aún no entra a la cultura de la biotecnología y por lo tanto no invierte el sector farmacéutico. Comparada con otras carreras, la biotecnología no atrae a muchos jóvenes, y los que sí se entusiasman en este campo finalmente se van a Estados Unidos, Nueva Zelanda y otros países, porque aquí no encuentran apoyo para hacer investigación”.

Ana Leticia trabaja actualmente en Omnilife como analista de desarrollo de nuevos productos. Su expectativa es dedicarse a la investigación, particularmente en la lucha contra todo tipo de cánceres.

Considera, asimismo, que en su natal estado de Sinaloa hay una gran oportunidad de investigación en biotecnología debido a la riqueza agrícola de esa región.

Dejar respuesta