CARLOS HERNÁNDEZ PADRE E HIJO, UNA VISIÓN CON FUTURO

ACTUALMENTE EL INGENIERO CARLOS HERNÁNDEZ FABRICA 89 DIFERENTES MARCAS DE TEQUILA Y EXPORTA A MÁS DE 30 PAÍSES DE TODO EL MUNDO

0
190

Hay historias sorprendentes de hombres emprendedores que le pierden el miedo a innovar y a creer en su idea hasta volverla realidad. Pues a pesar de que no les tocó nacer en condiciones del todo favorables, buscaron el modo de crear un entorno positivo para ellos y así consolidar sus negocios.

Uno de los productos por excelencia mexicana es el tequila que es un aguardiente elaborado en una pequeña región de México, mediante la destilación del mosto fermentado que se obtiene del corazón del Agave Tequilana Weber variedad azul. A este corazón de la planta, semejante a una gigantesca piña, se le denomina también mezcal”, que en náhuatl quiere decir “la casa de la luna”.

En México, existen más de 200 variedades de agaves, el más famoso de todos es el mezcal de Tequila, cuyo nombre se debe a la antigua y dinámica población que hoy es uno de los Pueblos Mágicos más visitados de Jalisco.

Un ejemplo de éxito es el de un jalisciense emprendedor de nombre Carlos Hernández Hernández, quien por cierto trabajaba como “guardadino” o almacenista en una empresa tequilera. Este hombre decidió ahorrar algunos pesos para crear junto con su hijo su propia marca de tequila en el año de 1992. Dos años después concretaron un proyecto mucho más ambicioso y consolidaron su propia fábrica de tequila denominada “La Cofradía” produciendo tres marcas de esta bebida por excelencia de tradición mexicana.

En 1994 el ingeniero Carlos Hernández Ramos, hijo del fundador de la empresa y actual director general, se hizo cargo del negocio con la misma visión de su padre: posicionar su idea como una marca rentable a nivel mundial.

En el 2008 creó un nuevo concepto, ya que la competencia de fabricantes de tequila era cada vez mayor, por lo que decidió impulsar algo diferente, dise- ñando el concepto “Cofradía turístico 360” en el que cualquier persona puede visitar la hacienda, recorrer un museo del tequila, además de conocer el proceso de destilación y fabricación, degustar el producto y visitar “La Taberna del Cofrade”, en donde se puede comer un platillo tradicional de comida mexicana, así como deleitar el paladar con un tequila blanco 100% agave recién destilado y procesado, y pernoctar en alguna de las habitaciones que habían sido construidas para la gente pudiera pasar la noche en tan agradable hacienda.

HOTEL MATICES

El Ingeniero Hernández, al ver que su idea había funcionado de manera satisfactoria, se dio cuenta que ya eran insuficientes las habitaciones de la hacienda para dar alojamiento a todas las personas que querían quedarse más tiempo. Por tal motivo, decidió crear más habitaciones de hotel, pero de una forma completamente distinta: adentro de una barrica gigante, adecuó una habitación doble con todos los servicios de un hotel boutique, creando así el Hotel Matices, inaugurado este 17 de marzo en la ciudad de Tequila, al interior de la Hacienda “La Cofradía”.

El nombre del hotel tiene que ver con el proceso de destilación por el que pasar la pulpa del Agave Azul hasta convertirse en un buen tequila, fermentándose en una barrica para que al paso de los años obtenga un mejor matiz y sabor al paladar.

Este mensaje se pretende dar a todas las personas que duermen una o varias noches “adentro de una barrica”, pues la idea es que una vez que salgan de la habitación, lo hagan matizados como una mejor persona.

Dejar respuesta