AL VOLANTE DE LOS AUTOS MÁS LUJOSOS

Aunque apenas gana el salario mínimo, el trabajo de José es gratificante y tiene sus “secretos”

TXT: MARIANNÉ VILLACORTA C.

0
59
Recibir las llaves del cliente implica una gran responsabilidad.

José, de cabello negro, piel morena, estatura corta y con recién cumplidos 26 años se levantó temprano el día de hoy. Va manejando su auto predilecto, un BMW m4 por Circuito Madrigal,una de las áreas más lujosas de la zona metropolitana de Guadalajara, la que cada día recorre de memoria. Se estaciona justo en su lugar favorito, con el pasar de los meses descubrió que de ese lugar es más fácil sacar el auto cuando lleva prisa. Es casi un milagro que a esta hora ninguno de sus compañeros haya dejado algún coche ahí, debe ser su día de suerte. Y cómo no serlo, manejando ese auto, en esa zona, estacionado en ese lugar.

Para José su oficio es honrado, cada centavo le cuesta varias gotas de sudor de la frente día con día, como lo vio ganárselo a su padre y a su abuelo, trabajando duro. Sabe el valor del dinero.

José es uno de los valet parking de un restaurante afamado. Es uno de los 338 negocios formales que cuentan con este servicio en Guadalajara.

Su nivel de estudiosllegó hasta la preparatoria y piensa que este detalle es un impedimento para alcanzar un puesto ejecutivo que para él y su familia significaría un mejor nivel de vida que el que le permiten tener los 511 pesos que gana a la semana. Cohibido platica que su salario es el mínimo, de lo que realmente vive es de las propinas que le dejan.

Sus empleos anteriores siempre han sido en restaurantes, en puestos como mesero y valet, que es donde más fácil les dan trabajo a “personas de pocos estudios” como él se refiere a sí mismo. Pero le satisface gozar de las prestaciones básicas del trabajador (salario, aguinaldo, jornada de trabajo de ocho horas, seguridad social). Lo primero es la seguridad de su familia.

Comenta con naturalidad que no es casado, pero está“juntado”, para él es lo mismo. Tiene una niña que por la mirada que pone al hablar de ella, denota que es su fuente de alegría. Precisamente cuando habla de su familia es cuando por fin suelta una sonrisa.

Identificar las llaves, ir por el vehículo y entregarlo impecable al cliente, debe realizarse a toda velocidad, pero con sumo cuidado.

A veces sí puede darse sus gustos, llevar a comer unos tacos a su familia; si le va muy bien en la semana, a veces hasta el cine. Está claro que su salario, aunque sean 100 pesos, ayuda para la comida del día. Se ajusta a lo que gana y así las cosas van saliendo bien.

Tiene un trabajo ordinario, pero él le encuentra el lado interesante. A veces la tecnología le juega sucio y no deja arranque la marcha o que entren los cambios, por lo cual debe estar actualizado en el manejo de todo tipo de automóviles. De repente encuentra objetos excéntricos como ropa interior demujer en los asientos. Ha descubierto que es mucho más fácil tratar con hombres “porque sólo te dejan el carro y ya, van a lo que van; en cambio, la mayoría de las mujeres se tardan más en bajar, sacar las cosas y si traen niños se tardan mucho más”.

Los hombres dejan más propina, y todavía en mayor cantidad si van acompañados por una dama.

Asegura que las mujeres tienen el vehículo lleno de cosas por todos lados; que manejar un automático agiliza el servicio de acomodado, pero es más divertido manejar uno manual; que hay gente que quiere que le inventaríen aunque sea 10 centavos, o que no quiere que se lleven sus autos más lejos de 10 metros a pesar de que muchas veces los estacionamientos están retirados. En el caso de José, el estacionamiento está a 15 minutos a pie, y debe recorrer la distancia corriendo más de 50 veces al día, ya que los clientes no aguantan después de ocho minutos de espera.

El trabajador, sentado en un equipal junto a la entrada del restaurante, comenta que nunca se ha peleado con un cliente, pero sí disgustado de repente. En horas pico, cuando muchos clientes llegan o salen casi al mismo tiempo, sube la presión y el estrés. La gente no se da cuenta del servicio o la ayuda que estos trabajadores representan en cuanto tiempo, esfuerzo y comodidad.

Para José sólo existen dos miedos, los más grandes de un acomodador: que el cliente se desespere, o chocar.

De acuerdo a las autoridades, sólo un tercio de las empresas registradas que prestan este servicio cumplen con todos los requisitos, el otro 67por ciento opera con alguna irregularidad.Hasta el año pasado, la licencia para un negocio de valet parking era muy barato, poco más de dos mil pesos, pero de golpe aumentó a más de 23 mil.

Sólo un tercio de los negocios de valet parking registrados cumple con todos los requisitos.

A todo esto, José le ve lo bueno: nunca hubiera podido manejar cierto tipo de marcas de coches en su vida, sin embargo, este trabajo le da la oportunidad de probar de todo, como su preferido, el BMW m4que dejó estacionado en su lugar favorito.

REQUISITOS PARA

DAR SERVICIO DE VALET

Póliza de seguro.

Dar gafete a cada acomodador.

Llenar la forma oficial en el Ayuntamiento.

Estacionamiento a 150 metros máximo.

Pagar por cajones de estacionamiento.

Estar al día en el pago del predial.

Croquis del restaurante y del estacionamiento.

Comprobante de domicilio.

Licencia del restaurante.

Acta constitutiva de la empresa valet.

Y tener la siguiente documentación de cada acomodador:

Licencia de Conducir.

Credencial de IFE o INE.

Carta policía.

Dejar respuesta