CUARTO PODER

0
79

 

(La Carta Magna de la CDMX)… en palabras de algunos de sus artífices: concibe al ciudadano de la capital del país como algo más parecido a un parásito que espera que el gobierno le dote y garantice todo lo necesario para que él sea feliz, que como un ser humano, libre e inteligente.

ENRIQUE ARANDA / Excélsior

 

Dominados por la ferocidad inicial del Trump de los primeros días, los mexicanos hemos caído en la monomanía de un tema dominante sin darnos cuenta de cómo toda esta escandalera, incluidas las mesas de sabios y aprendices en la televisión ayuna de audiencia, es hablar en el vacío, arar en el mar, bordar en el aire y a final de cuentas perder el tiempo.

RAFAEL CARDONA / La Crónica de Hoy

 

El periodismo, también en España, debería tomarse una tila, porque el ridículo que hace desde que apareció Trump en escena alcanza ya niveles delirantes.

HERMANN TERTSCH / ABC Madrid

 

Hay aquí una culpa de los medios tradicionales, sin duda. Toca ver, sin analgésicos, en qué hemos fallado. Por qué las audiencias voltean hacia otro lado. Y hacia Trump: hacia el espectáculo más vulgar, hoy entronizado.

JULIO PATÁN / Milenio

 

Para los inversionistas que buscan más rendimientos por sus capitales depositados en la banca nacional, les informamos que no son en los bancos grandes y tradicionales en donde se otorga el mejor dividendo. Si usted quiere mejorar sus ganancias, no vaya a Banamex, Bancomer, Banorte o Santander. No, busque los bancos pequeños, muchos de ellos desconocidos, que están ávidos de capital y que ofrecen mejores tasas de rendimiento.

EDGAR GONZÁLEZ / El Sol de México

 

Conclusión, si quitamos la mitad de los diputados plurinominales tampoco pasa nada, no así si los quitamos a todos, ahí sí cambian los equilibrios.

Los únicos que va a sufrir, pues, son los presidentes de los partidos que tendrán menos huesos que repartir. Y por mí, que sufran.

DIEGO PETERSEN / El Informador

 

La incompetencia de su equipo está hundiendo al Presidente Enrique Peña Nieto. En un forcejeo tete a tete con el presidente Donald Trump en la arena de la comunicación política, Peña Nieto parece un peso ligero en el cuadrilátero donde enfrenta a un tipo que pelea como Primo Carnera, sin técnica y rústico, pero con una pegada demoledora. Le bastaron a Trump 96 palabras para noquear a Peña Nieto.

RAYMUNDO RIVA PALACIO / El Financiero

 

Como bien decía Obama: con la misma ligereza que Trump maneja el Twitter, igual puede pulsar el botón que detone la guerra nuclear.

CARLOS MARÍN / Milenio

 

Dejar respuesta