UN RECUERDO: 1968; 2018:CINCO DESEOS

DEL EDITOR… ALFREDO ARNOLD MORALES

0
222

El mundo era muy diferente hace 50 años. México en particular, era otro. ¿Mejor o peor que el de ahora? Cada quien responderá según su experiencia. Yo tenía entonces poco más de 20 años, me faltaba poco para terminar la carrera y casarme. El sueldo que recibía en Ropa Cadena, sin ser la gran cosa, me alcanzaba para no dejar pasar la semana sin ir al futbol, al beisbol, al cine, a uno que otro restaurant, a pasear con mi novia, jugar boliche, pagar mi cuota en el Club Guadalajara y el abono mensual del Renault R4 usado, cuyo enganche pagó mi papá. Hoy, tendría que cobrar como diputado para darme semejantes lujos.

El año de 1968 fue punto de inflexión en México; las cosas no cambiaron radicalmente, pero sí comenzaron a avanzar en una dirección distinta, sobre todo en política. Fue el principio del fin del presidencialismo. A partir de Lázaro Cárdenas la figura presidencial se había vueltointocable, respetadísima y casi podría decir admiradísima. La provincia se paralizaba cuando era visitada por el Presidente.Su gabinete, los otros poderes y los gobernadores obedecían sin chistar.

Hoy resulta chocante defender el presidencialismo, pero en su momento fue un modelo eficiente para que el país avanzara a paso acelerado con Ávila Camacho, Alemán, Ruiz Cortines y López Mateos. Sin embargo, los eventos ocurridos entre el 22 de julio y el 2 de octubre de aquel 1968 contribuyeron decisivamente al cambio de paradigmas. El primer damnificado fue el propio Díaz Ordaz, saludado en el estadio México 68 con una rechifla ensordecedora durante la inauguración de los Juegos Olímpicos. Pero de eso platicaremos en otra ocasión.

LOS 5 DEL 2018

Hay que iniciar el año con metas que le den rumbo a nuestro transitar cotidiano, sin presiones, más bien con un sano optimismo que nos permita trabajar con alegría.

La lista de buenos deseos podría llegar a 10, ó a 100… pero vamos siendo realistas comenzando sólo con 5:

1) LA ECONOMÍA.- Es urgente detener y revertir la inflación, hacer esfuerzos para recuperar, aunque sea un poco el maltrecho poder adquisitivo del salario. Que no haya gasolinazos, que detengan el alza de las tasas y le vuelvan a dar estabilidad a nuestra moneda.

2) NUESTROS VECINOS.- El presidente Trump se consolida cada vez más en la Casa Blanca, es una verdadera imprudencia seguir forcejeando con ellos. Busquemos el acuerdo, dialoguemos como seres inteligentes sobre el TLCAN y el tema migratorio.

3) LAS ELECCIONES.- Alguien tiene que ganar y no necesariamente el que nos gusta. Votaremos para renovar la Presidencia, el Congreso federal, el Gobierno de Jalisco, el Congreso local y los Ayuntamientos. El orden debe fluir de arriba hacia abajo, que los partidos y candidatos pongan la muestra.

4) VENEZUELA.- Por el bien de América, de la región y de ese país hermano, el presidente Nicolás Maduro y la oposición deben dialogar para sentar las bases de sus próximas elecciones y recomponer la crisis política, social y económica que sufren millones de venezolanos.

5) EL MUNDIAL.- Decenas de jugadores mexicanos militan exitosamente en clubes europeos. Esperemos que en el Mundial de Rusia se haga realidad el ansiado “quinto partido”, por lo menos.

¿Es mucho pedir?… ¡Ánimo!

¡Feliz 2018!

Compartir
Artículo anteriorLORD ACTON
Artículo siguienteGOYO GONZÁLEZ CABRAL, COMPAÑERO DE MIL BATALLAS

Dejar respuesta