TRUMP EL BULLY

SARCASMOS TXT: GUILLERMO FARBER

0
155
Trump atemoriza a los líderes del mundo.

¿Has visto los videos donde Trump provoca de lo lindo a cuanto “líder mundial” pretende opacarlo o rebajarlo o hacerlo menos o robarle protagonismo? ¡Me encanta su prepotencia desafiante! Creo que nunca antes se habían visto semejantes alardes en cumbres internacionales. Es lo menos “diplomático” que el mundo ha visto desde que Julio César llevó a Roma, encadenado, hambreado y humillado, al jefe de los galos sublevados, Vercingétorix, en el año 46 antes de Cristo.

Ahora Trump le puso el gesto de ciruela pasa al Papa Francisco, le amargó la fiesta a la canciller alemana con su negativa a ratificar los gandallísimas acuerdos de París sobre la trampa del “cambio climático”, empujó descaradamente al primer ministro de Montenegro para colocarse en primera fila, estrujó ostentoso la mano del presidentetito francés, regañó a la señora de protocolo que pretendió regañarlo en la cumbre del G-7, y les reclamó en su cara a todos los “líderes” de la OTAN que son una punta de gorrones pues en su mayoría no pagan los gastos de la defensa común a que se comprometieron.

Resultado: hoy todos los líderes mundiales están aterrados de enfrentarlo. Que es justamente lo que Trump quería lograr; seguramente leyó aquel libro tan vendido en su momento, “Venciendo a través de la intimidación” (1974, Robert J. Ringer).

Y es que Trump, ante las candilejas globales, les lleva demasiada ventaja a los demás “líderes” internacionales, pues lleva décadas buleando en público a cuanto cabrón se le pone enfrente, tanto en su programa de tele (You are fired!) como en sus apariciones como promotor de luchas de la WWE (y también como luchador).

Y si antes, como riquillo local, hacía alarde de rudeza, imagínatelo ahora como personaje de verdadero poderío mundial. Dirán misa mis amigos antitrumpistas, pero apuesto que hoy sólo dos figuras internacionales son merecedoras de su respeto escénico: Vladimir Putin y Xi Jinping, los cacagrandes de las otras dos mega potencias bélicas del planeta.

Dejar respuesta