TODO LISTO PARA EL TERCER ACTO

DEL EDITOR… ALFREDO ARNOLD MORALES

0
151

La obra que comenzó en diciembre pasado está a punto de iniciar su tercer acto. El primero fue el de las precampañas; el segundo, las intercampañas; el tercero y definitivo será el de las campañas.

En general, los dos primeros actos resultaron muy repetitivos en cuanto se refiere a los tres precandidatos oficiales, es decir, los que surgieron de las alianzas entre partidos; igual de plana fue la publicidad oficial y la cobertura de los medios de comunicación.

Ya hacia el final de las intercampañas, lo más interesante fueron la entrevista que le hizo Milenio a López Obrador y las participaciones de Meade, Anaya y el propio AMLO en foros organizados por organismos cupulares de la iniciativa privada, uno de ellos, por cierto, la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, aquí en Guadalajara.

Pero lo más destacado del segundo acto, sin lugar a dudas, fue el tema de los “independientes”. Al cierre de esta columna aún no estaba cien por ciento decidido el tema (y no nos sorprendería cualquier decisión que el INE tome al respecto), pero las cosas se veían más o menos así: sólo Margarita Zavala estaría en la boleta.

Esta es la primera vez en la historia de México que se lleva a cabo un proceso de “independientes” para la Presidencia de la República, lo cual es hasta cierto punto un justificante de las inconsistencias que se registraron no sólo por parte de los contendientes sino de la autoridad electoral.

Repasemos brevemente lo que sucedió:

  1. El INE abrió la convocatoria, a la que respondieron personajes de muy distintos perfiles. La meta era recabar casi un millón de firmas de apoyo distribuidas en varias entidades. O sea, muchos apoyos en muchos lugares.
  2. Desde los primeros días, los participantes se quejaron de que el sistema digital manejado por el INE para el registro de apoyos no funcionaba adecuadamente. Así lo aceptó el Instituto y, al parecer, resolvió el problema en los siguientes días.
  3. Transcurridas varias semanas y de acuerdo a las cifras proporcionadas por el propio INE, sólo tres aspirantes habían logrado la meta: el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, la ex primera dama Margarita Zavala y el senador con licencia Armando Ríos Piter.
  4. Los ciudadanos comunes creímos que esa primera validación del INE era la señal de que los tres personajes estarían en la boleta para votar el 1 de julio, pero ¡oh equivocación!, el Instituto inició una nueva revisión para verificar la validez de los apoyos. Y resulta que en cuestión de horas calificó millones de apoyos y determinó que sólo Margarita Zavala había cumplido, mientras que “El Bronco” y Ríos Piter habrían entregado miles de firmas sin validez y, por lo tanto, quedaban fuera de la contienda. Incluso Margarita tenía algunos apoyos indebidos pero su registro seguía firme.
  5. Ríos Piter de plano determinó no seguir adelante, mientras que Jaime Rodríguez exigió el conteo “voto por voto” de sus firmas. Además, se les acusó de haber gastado dinero de más en el proceso.

En eso estaban al cierre de esta columna.

Al margen de todas estas incidencias, es evidente que los “independientes” tuvieron que luchar cuesta arriba y que el proceso careció de transparencia. Reiteramos: es la primera vez que se realiza, pero hay que afinarlo bastante para que en el futuro los ciudadanos crean en él.

Bueno, inicia el tercer acto, el definitivo, las campañas: tres meses para que los candidatos presenten seriamente sus propuestas y los ciudadanos podamos ir a votar el próximo 1 de julio, con la certeza de que “las elecciones más grandes en la historia de México”, como las anuncia el INE, serán también las más concurridas, transparentes y exitosas.

Tan sólo por lo que cuestan, deberían ser un ejemplo de democracia para el mundo entero.

¿Será?…

Dejar respuesta