QUINTO INFORME

REFLEXIONES... GONZALO LEAÑO REYES

0
376

No hubo tiempo para las actividades festivas que tradicionalmente acompañaban a los informes presidenciales: saludos en Los Pinos, banquetes, etcétera. Tan pronto dio su Mensaje a la Nación el sábado 2 de septiembre, el presidente Enrique Peña Nieto abordó el avión presidencial, hizo escala en Baja California Sur donde lo pusieron al tanto de los daños que dejó el ciclón “Lidia”, giró instrucciones a sus colaboradores y enseguida cruzó el Pacífico para tomar parte en la cumbre de líderes de Economías Emergentes y Países en Desarrollo, es decir, el grupo BRICS.

México no forma parte de los BRICS, pero la invitación hecha al presidente Peña para que asistiera a esta reunión resultó muy oportuna y pertinente, ya que ocurrió en el mismo instante en que se llevaba a cabo la segunda ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La presencia mexicana en la reunión de Xiamen y los encuentros bilaterales de Peña Nieto con los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica enviaron un claro mensaje a los negociadores del TLCAN de que nuestro país tiene otras opciones para mantener el dinamismo de su comercio internacional y para atraer al país nuevas inversiones extranjeras.

Fue una afortunada coincidencia que ocurrieran en forma casi simultánea la segunda ronda de la renegociación del TLCAN, la invitación a la cumbre de los BRICS y el quinto Informe de Gobierno, ya que, en éste, el Presidente describió a México como un país en paz y crecimiento, estable y en plena situación para optar por lo que mejor le convenga en su relación con otros países sin poner en riesgo su soberanía.

El Presidente de la República abordó cinco ejes en su penúltimo informe: Habló de los avances de la Reforma Educativa, la recuperación de este sector para el Estado y la próxima puesta en marcha del nuevo modelo educativo. Otro tema fue el de México próspero, en el que abundaron las cifras de crecimiento en renglones clave de la economía, como el crecimiento del PIB, exportaciones, turismo, balanza comercial, inversión extranjera, incremento del empleo formal, etcétera. Otros dos temas fueron “México incluyente” y “Responsabilidad social”, donde expuso cifras del IMSS, del Infonavit, de los programas de desarrollo social y la adhesión de México a temas de interés mundial, como lo es el cuidado del medio ambiente.

El quinto eje del Informe fue “México en paz”; tema en el que Peña Nieto destacó la puesta en marcha del teléfono 911 y defendió el nuevo sistema de Justicia Penal Acusatorio; habló de las acciones que han realizado las Fuerzas Armadas y las dependencias federales en materia de seguridad pública y de justicia, y admitió los retos, entre ellos la necesidad de fortalecer la lucha contra delitos del orden común, para lo cual es necesario reestructurar las policías municipales y estatales.

El mensaje del Presidente en los términos más amplios es que el país está en paz y avanza en medio de la incertidumbre económica internacional y los ataques a la globalización.

Visto lo anterior, el panorama queda despejado para el gran reto del 2018, es decir, la lucha electoral que prácticamente ya comenzó. Habrá una disputa política intensa, pero afortunadamente las estructuras básicas del país están sólidas y listas para resistir los embates electorales.

Compartir
Artículo anterior¡ARRRRRRRRRANCAN!
Artículo siguienteRECONOCEN A DON GUILLERMO COSÍO VIDAURRI

Dejar respuesta