¿QUIÉN ES EL PUEBLO?

POR ALEJANDRO MORENO

0
65

El Financiero / El “pueblo” se ha vuelto nuevamente un referente común en el discurso político. Antes lo era, pero durante algunos años su espacio lo ocupó el término “ciudadanía”, reflejando los tiempos de la transformación democrática y de la construcción de nuevas instituciones bajo las demandas de la sociedad civil. Hoy, el “pueblo” se escucha con tal frecuencia que vale la pena preguntarse cuántos mexicanos se identifican como tal y quiénes son.

La encuesta nacional de El Financiero del mes de julio incluyó la siguiente pregunta: “¿Usted se describiría como pueblo?” El 61% de los entrevistados dijo que sí, lo cual sugiere que la referencia al “pueblo”, uno de los recursos retóricos predilectos del presidente López Obrador, puede conectar con la mayoría de los mexicanos.

Según la encuesta, el 37%o de los entrevistados se identifica como clase media y, a la vez, como pueblo, sin considerarlas como categorías excluyentes. El 27% se considera solamente clase media, pero no pueblo; mientras que el 23% se autodescribe como pueblo, pero no como clase media. El 12% no se identifica con ninguna de esas categorías y el 1% no contestó.

La identidad de pueblo no permea igual entre los diversos grupos sociales. Si vemos las respuestas de los jóvenes menores de 30 años, la mitad se identifica como pueblo y la otra mitad no. En contraste, entre los mayores de 50 años, tres cuartas partes se considera pueblo y una cuarta parte no. La identificación con el pueblo es mayor entre los mexicanos de más edad.

Por otro lado, la identidad de pueblo es más alta entre los mexicanos con menores niveles de educación y con menores niveles de ingreso. Regionalmente, la identidad de pueblo es más alta en el sur y más baja en el norte del país. Políticamente, los morenistas se identifican más como pueblo, mientras que los apartidistas son los que menos se consideran así. Ideológicamente, la identidad de pueblo es la misma entre los mexicanos de izquierda y los de derecha, no hay diferencia, aunque esa identidad sí es más alta entre los que no se identifican con ninguna corriente ideológica. El pueblo luce menos ideológico. Pero, eso sí, el pueblo es más religioso: quienes asisten más a la iglesia se consideran más pueblo que quienes van poco o no van a la iglesia. Finalmente, la encuesta revela que quienes se identifican como pueblo utilizan menos internet y redes sociales que los que no se consideran pueblo.

Con estos datos, queda claro que el referente “pueblo” no solamente puede tener una connotación social de parte de quien usa el término, sino que la identidad con esa categoría sí corresponde a cierto perfil social en México. La identificación con el pueblo es mayor entre quienes tienen 50 años o más, es más alta en el sur, entre los segmentos menos educados y con menos ingresos, y también es mayor entre los mexicanos que no se han subido a la ola de internet y redes sociales. Los mexicanos con esas características son los más probables de identificarse como “el pueblo”.

Al hablar hoy de pueblo, el perfil social hace sentido, y el propósito político, también. De acuerdo con la encuesta, los mexicanos que se identifican como pueblo apoyan más al Presidente, confían más en la Guardia Nacional y están más de acuerdo con la mayoría de las decisiones del gobierno, incluida la política de austeridad. Habrá que tener en cuenta esta categoría de identidad como uno de los segmentos más afines al presidente de la República y su gobierno, y también explorar en qué áreas el pueblo podría también mostrar ciertos desacuerdos.

Dejar respuesta