PRIMERA EVALUACIÓN AL GOBIERNO DE AMLO

POR PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Director Editorial de Excélsior

0
21

A reserva de revisar con calma los resultados electorales definitivos, los avances que arrojan los comicios de ayer domingo en seis estados del país permiten sacar algunas conclusiones:

  1. El efecto López Obrador ha sufrido un desgaste, pero aún alcanza para otorgar a Morena una votación importante o, cuando menos, posiciones políticas de relevancia. Es muy probable que el partido del gobierno se lleve las dos gubernaturas en juego: Puebla y Baja California, con lo que el oficialismo sumaría siete. Las otras son Ciudad de México, Veracruz, Chiapas, Morelos y Tabasco.
  2. De concretarse su derrota en las mismas dos entidades, el Partido Acción Nacional se quedaría con diez gubernaturas. Sería la primera vez que pierde Baja California en tres décadas, luego de haberla ganado por primera vez con Ernesto Ruffo en 1989. De las diez entidades más pobladas del país, el PAN sólo gobernará una (Guanajuato), contra cuatro por parte de Morena y dos del PRI.
  3. La participación ciudadana en la jornada dominical fue muy pobre. Se puede alegar que las elecciones para diputados locales no suelen convocar a muchos votantes –lo cual se confirmó–, pero este domingo el abstencionismo se hizo presente incluso en los polémicos comicios para la gubernatura de Puebla, donde, al momento de escribir estas líneas, no parecía que la participación fuera a superar 32 por ciento. El cansancio electoral que dejó 2018 es una de las conclusiones de la jornada.
  4. El avance del PREP en Puebla daba cuenta de una diferencia estrecha entre los dos principales candidatos a la gubernatura, Miguel Barbosa y Enrique Cárdenas. Si el morenista Barbosa acaba ganando por cuatro puntos porcentuales o menos, eso lo dejará expuesto al mismo tipo de reclamaciones que él hizo a raíz de perder la elección del año pasado contra la panista Martha Érika Alonso.
  5. Aunque muy probablemente se lleve las dos gubernaturas en juego, Morena no es imbatible. En tres de los seis estados que tuvieron comicios ayer –Aguascalientes, Durango y Tamaulipas–, el partido del gobierno no refrendó los triunfos que obtuvo Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial, en la que ganó todos los estados salvo Guanajuato. Aunque el país entrará en un virtual reposo electoral hasta 2021, la oposición –principalmente el PAN– está en posición de construir una alternativa.
  6. Pese a que el gobierno ha enfrentado críticas por proyectos como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, así como por los recortes presupuestales que han afectado a las estancias infantiles y los servicios de salud, dichas polémicas no se tradujeron en un claro voto de castigo. El oficialismo también tendrá posibilidades de aprovechar la pausa electoral para reorganizarse, como un equipo de futbol que se va al descanso luego de un primer tiempo metido en su propio medio campo, presionado por el rival.

Dejar respuesta