PERIODISMO AL DÍA

REFLEXIONES... GONZALO LEAÑO REYES

0
44

Quien piense que el periodismo es una actividad que va de caída ante la nueva cultura de los Millennials, de la Generación Z, del “Internet de las Cosas” y otras novedades sociales y culturales, está completamente equivocado.

El periodismo es una vertiente de la comunicación, y ésta es una de las principales facultades intelectuales del género humano. Ya lo decía el doctor Alberto Lleras Camargo, célebre periodista, estadista y dos veces presidente de Colombia: “Los que trabajamos en la prensa somos trabajadores de una índole muy especial, porque estamos al servicio de instrumentos que forman parte del mismísimo espíritu humano”.

Los Millennials necesitan nutrirse de la información que proporciona el periodismo; las nuevas generaciones necesitarán del periodismo, y el “Internet de las Cosas” nos ofrecerá en un futuro cercano nuevas formas de acceder a la información, esto es, al producto de la actividad periodística.

Es probable que algún día –es sólo probable, enfatizo– que algún día dejen de circular los periódicos impresos, pero no ocurriría del todo, ya que siempre habrá lectores que demanden ser enterados a través de la lectura directa de un ejemplar de papel que sostienen en sus manos.

Un ejemplo de permanencia de la prensa escrita lo acabamos de constatar en dos entrañables diarios mexicanos que cumplieron 100 años de existencia: El Universal y El Informador. Miremos cuánto ha cambiado el mundo en una centuria: la ciencia, los transportes, las costumbres, la geografía, los gobiernos, los paradigmas sociales; muchos para bien y muchos para mal, pero ambos periódicos siguen vigentes y actuantes, informando y orientando a la opinión pública. ¿Quién nos dice que dentro de 100 años no seguirán circulando El Universal, El Informador y muchos periódicos que, en todo el mundo, siguen apostando a la importancia, a la eficacia y trascendencia de la prensa escrita?

En este contexto, resultan muy valiosos los esfuerzos que realiza la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) para garantizar el ejercicio del periodismo libre en todo el continente y para impulsar el desarrollo y eventual transición de los diarios tradicionales hacia el mundo digital.

La SIP acaba de realizar su 73a Asamblea General en Salt Lake City, donde organizaron cuatro paneles sobre temas esenciales para la industria editorial. El primero fue una invitación a “Repensar y renovar las marcas de los negocios periodísticos”, y fue impartido por jóvenes empresarios; otro, fue una verdadera radiografía de las operaciones de Deseret Digital Media, empresa que tiene su sede en Salt Lake City y es precursora del “digital first”. El actual presidente de la SIP, Matt Sanders, es uno de los principales ejecutivos de esta organización de vanguardia en el periodismo digital.

En el tercer panel se abordaron las relaciones entre Estados Unidos y América Latina en la era del presidente Donald Trump, y el cuarto se enfocó en el reto de los medios de comunicación digitales contra el “fakenews” y la “pos verdad”, una plaga de anti periodismo y desinformación que invade las redes sociales.

Durante esta Asamblea, la SIP entregó el Gran Premio Libertad de Prensa al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

En el 2018 la Asamblea General será en Argentina.

Diarios mexicanos centenarios y organizaciones como la SIP, así como la Asociación Mexicana de Editores (AME) que tenemos el honor de presidir, son ejemplos de la vitalidad actual de los periódicos y de su importancia para la convivencia, la libertad y el desarrollo en las sociedades modernas.

Dejar respuesta