Partidos Políticos; el poder y el dinero

A decir verdad... Por: Rubén Iñiguez

Sígueme en twitter: @rubengdl

0
69

Había una vez un hombre tan avaro, que su mayor ilusión en la vida era tener riqueza para sentirse una persona importante.

Un día decidió vender todo lo que tenía; metió en un gran saco todas sus pertenencias y se fue a la ciudad montado en su fiel burrito. Al llegar, lo cambió todo por un resplandeciente lingote de oro, ¡Ni siquiera sintió pena por deshacerse del burro, al que tanto quería! Lo importante para él, era ser rico de verdad.

Regresó a pie al tiempo que iba pensando en qué lugar escondería su valioso tesoro. A pesar de que este hombre en el pasado era un tipo que solía ayudar a sus vecinos, trataba de siempre ser muy servicial, pero el sentirse rico y poderoso, lo hizo desconfiar de todo y de todos, olvidándose que alguna vez, había sido un hombre que siempre procuraba ver por los demás.

Algo similar ocurre con los partidos políticos, pues su propósito inicial era defender las causas más justas de la población, además no tenían financiamiento público, pues se sostenían de rifas, de donaciones o de la aportación voluntaria de sus miembros. La sociedad se involucraba y se identificaba con ellos.

El primer síntoma de ambición al poder, fue recibir dinero público, emanado de los impuestos de todos. Fue la primera gran mentira de parte de todos los partidos políticos del país, porque decían estar del lado del pueblo.

A todo esto, se sumó el aumento a los impuestos, a las gasolinas, a la canasta básica, mientras que en el discurso seguían afirmando estar del lado de los ciudadanos.

En vez de retractarse de la decisión de recibir prerrogativas institucionales, tomaron una actitud totalmente contraria,  pues prefirieron aumentarse más y más el presupuesto público, y los que algún día fueron luchadores sociales, prefirieron abandonar las causas más justas, por hacerse millonarios de la noche a la mañana para saciar su deseo de sentirse ricos y poderosos.

El día de ayer, la comisión de prerrogativas y partidos políticos aprobó un presupuesto para el año 2020 de 5 mil millones de pesos los cuales se repartirán entre todos los partidos. De acuerdo con la asignación de recursos, una tercera parte serán para Morena que recibirá más de mil 760 millones de pesos, seguido del PAN a quien le corresponde 970.4 millones de pesos. Para el PRI, los recursos asignados para el 2020, ascienden a 914.6 millones de pesos, mientras que al PRD se le asignarán 451.1 millones de pesos y al Partido Verde Ecologista, poco más de 431 millones de pesos. Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo son los que recibirán la bolsa más baja con 415.3 millones de pesos y 395.4 millones de pesos respectivamente.

Hubo un par de intentos que parecían bastante legítimos y en apariencia, trataban de rectificar el camino. Uno de ellos fue el ex diputado independiente de Jalisco, Pedro Kumamoto, que propuso una iniciativa que se le llamó “Sin voto no hay dinero” que pretendía reducir considerablemente los recursos que se destinaban a los partidos políticos, otro intento más, fue el de la aspirante independiente a la presidencia de la república, Margarita Zavala, que proponía reducir hasta un 60% el presupuesto que se le asigna a cada partido.

Sin embargo, parece que ambos personajes, también abandonaron las legitimas exigencias de la sociedad, pues les ganó más la ambición por obtener una tajada de ese jugoso botín presupuestal, ya que ambos están juntando firmas y convocando asambleas distritales para crear su propio partido político.

Reza un dicho que vivir fuera del presupuesto es un error, y pareciera que todos los políticos en nuestro país, prefieren estar del lado del poder y la riqueza, que del lado del pueblo. Aunque quizá no se han percatado que cada vez existe menor credibilidad en ellos, a pesar de que en el discurso, todos sin excepción, dicen estar del lado de los ciudadanos. Si no me creen, que revisen las pasadas elecciones en los estados de Puebla y Baja California, en donde ganó el abstencionismo. ¡Dicen que el poder y la riqueza no son para todos porque puede alejarlos, aislarlos y deshumanizarlos!

Dejar respuesta