MUJERES

DEL EDITOR

ALFREDO ARNOLD MORALES CHIVAEMPLUMADA@HOTMAIL.COM

0
75
Día Internacional de la Mujer

El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de las Mujeres. La celebración ya pasó, las manifestaciones, foros e información al respecto en los medios quedaron atrás, pero cualquier día es bueno para reflexionar sobre el tema.

Primero.- La mujer avanza en el ámbito político de México, pero lentamente, no a la velocidad de otras naciones latinoamericanas donde ya han tenido presidentas, por ejemplo: Argentina, María Estela Perón y Cristina Fernández; Brasil, Dilma Rousseff; Chile, Michelle Bachelet, y Nicaragua, Violeta Chamorro. En México, lo más que han llegado es a gobernadoras, y sólo siete por cierto (Griselda Álvarez, Colima; Beatriz Paredes, Tlaxcala; Dulce María Sauri, Yucatán; Ivonne Ortega, Yucatán; Rosario Robles, sustituta de Cuauhtémoc Cárdenas en el D.F; Amalia García, Zacatecas y actualmente Claudia Pavlovich, en Sonora), integrantes del Gabinete presidencial y escasamente candidatas presidenciales. Es muy poco si tomamos en cuenta que en otros países han surgido figu – ras tan relevantes como Angela Merkel, Margaret That cher o Corazón Aquino. En México hace falta acelerar el paso.

Segundo.- El empoderamiento de las mujeres en la política no debe ser a base de leyes, como las planillas paritarias, sino de competencia genuina. Que se ganen los puestos, no que se los regalen; que no se conviertan en “plurinominales” sino que peleen por las candidaturas al interior de sus partidos y, eventualmente, que salgan en calidad de independientes. Eso las hará más fuertes y competentes para gobernar.

Tercero.- El año pasado fue bastante malo para las mujeres en política internacional: Destituyeron en Brasil a Dilma, y en Corea del Sur a Park Geun-hye; Cristina Fernández ahora se dice “víctima de una persecución judicial y mediática”; Hillary Clinton perdió la elección presidencial de Estados Unidos, y hasta en el PRD piden la destitución de Alejandra Barrales.

Cuarto.- El horizonte político en México no se advierte muy prometedor para las mujeres, pues con excepción de Margarita Zavala (que no tiene nada seguro), no hay pros – pectos para ser las abanderadas del PRI, Morena, PRD y demás partidos, en las elecciones presidenciales del 2018.

Quinto.- Por fin una buena noticia: la mujer mexica – na ha escalado posiciones relevantes en el periodismo. Hace cuatro décadas, las redacciones de los periódicos eran cotos masculinos, hoy las mujeres ocupan puestos relevantes y su trabajo es respetado en todos los me – dios informativos. También en las universidades. Hace cuatro décadas, en las aulas sólo se veían quizá dos o tres mujeres entre medio centenar de hombres; y en la vida social: hace cuatro décadas las mujeres tenían prohibida la entrada a las cantinas, bares y antros; a los restaurantes sólo iban acompañadas, pero hoy asisten solas, consumen y pagan sus cuentas en cualquier sitio.

Por supuesto, yo estoy a favor del desarrollo pleno de las mujeres. Sin embargo, también estoy convencido de que nadie como ellas para educar a los hijos y para administrar el hogar. Tienen todo el derecho de salir a estudiar, trabajar, viajar y divertirse, pero no me queda la menor duda de que la descomposición social que tanto nos afecta, tiene su origen en la ausencia de las mujeres en el hogar.

Y no me digan misógino, porque no lo soy, sino todo lo contrario.

Dejar respuesta