LOS REVESES DE TRUMP.

REFLEXIONES

GONZALO LEAÑO REYES

0
154
Donald Trump ESPECIAL

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha dejado de ser noticia, pero en las últimas semanas el enfoque fue totalmente distinto: ya no se habló de las amenazas, los desaires o las balandronadas presidenciales, sino de los inesperados reveses que sufrió el mandatario.

La derrota más sonada, a escasos dos meses de su llegada a la Casa Blanca, fue la reversa que los propios diputados republicanos dieron a la iniciativa de echar para abajo el programa de salud instrumentado por Barack Obama, mejor conocido como Obamacare. Aunque tienen la mayoría, los congresistas republicanos entendieron que no tenían los votos necesarios y prefirieron posponer indefinidamente la discusión del tema en el Capitolio. Esta fue una prueba contundente de que el proyecto de Trump sobre salud pública no tenía el beneplácito de toda la bancada de su partido.

Otro punto en contra fue la dura crítica que hizo el ex secretario de Estado Collin Powell en su reciente visita a México: “Si (Trump) no cambia sus ataques contra migrantes y su relación con México, su presidencia no tendrá éxito”.
Y, por si fuera poco, algunos estados denominados “santuario”, entre ellos California, hicieron caso omiso de las medidas anti migrantes emanadas de la Casa Blanca.

Más dentro de su país que fuera de él, también llovieron críticas por la decisión presidencial de instalar una oficina dentro de la Casa Blanca desde donde despachará, sin nombramiento oficial, Ivanka Trump.

Esta cadena de reveses grandes y pequeños se suma a la controversia con el Poder Judicial que impidió el cumplimiento de la orden de Trump de cancelar el visado a ciuda danos de siete países de la región del Medio Oriente.

En resumen, el presidente Donald Trump no ha podido concretar las acciones que anticipó durante su campaña, debido en parte a la reacción general que han despertado sus anuncios y sobre todo al sistema de candados y contrapesos políticos que tiene el gobierno estadounidense… ¡y que, en efecto, funcionan!

Es probable que esta nueva realidad que está viviendo Trump: el hecho de encontrarse con candados, réplicas y oposiciones, haya causado el efecto de moderar su discurso en las semanas recientes.

Sin embargo, es una realidad que este mismo año se va a renegociar el Tratado de Libre Comercio y que habrá endurecimiento de la política migratoria y que, eventualmente, se construirá el muro fronterizo. No se puede bajar la guardia.

Parece que hay ideas obsesivas en la mente de Trump. La construcción del muro y que lo pague México parece ser una de ellas, así como poner obstáculos a las relaciones exteriores; por lo menos esa impresión dejó en su encuentro con la canciller alemana Angela Merkel. No menos desprecio manifiesta hacia el comercio global y el tema ambiental.

Lo importante es que, por lo menos en el caso de Mé- xico, las autoridades y el sector productivo no se quedaron cruzados de brazos; al contrario, trabajan arduamente en la consolidación de los lazos comerciales, culturales, educativos, incluso políticos que unen a los dos países a lo largo de más de tres mil kilómetros de frontera.

Habrá que seguir con atención el desarrollo de este momento coyuntural en la relación bilateral con nuestros vecinos del Norte. Por lo pronto, México está haciendo su tarea.

Dejar respuesta