LO IMPORTANTE Y LO URGENTE

REFLEXIONES... GONZALO LEAÑO REYES

0
68

En lo nacional y en lo estatal, el tema que domina la opinión pública en estos momentos es la carrera electoral rumbo al 2018. Estamos en tiempo de alianzas, fintas, suposiciones, declaraciones, ataques, contraataques y autoataques. El Instituto Nacional Electoral ya fijó sus reglas y tiempos, es decir, comenzó la cuenta regresiva para las elecciones del domingo 1 de julio de 2018, donde estarán en disputa 3,416 cargos, entre Presidente de la República, 128 senadores, 500 diputados federales, 8 gobernadores, un Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y cientos de diputados locales, alcaldes y regidores.

El INE calcula que gastará 25 mil millones de pesos en el proceso, más lo que están solicitando otras entidades. Es mucho dinero, muchísimo dinero, pero si finalmente se tiene que gastar, al menos que el resultado sea lo mejor para México y para los estados que cambiarán gobernador: Chiapas, Guanajuato, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Jalisco, además de la Ciudad de México.

Serán las elecciones más grandes y costosas del país, y sin lugar a dudas de enorme trascendencia. Pero, aun así de importante, el proceso electoral no justifica concentrar en él toda la atención de la sociedad y del gobierno.

Hay otras cosas:

No hay que olvidar que, si bien el porcentaje de población en condiciones de pobreza disminuyó durante este sexenio del 46.1 al 43.6 por ciento, de acuerdo a las cifras que presentó el Presidente Enrique Peña Nieto en su V Informe de Gobierno, casi la mitad de la población sufre una grave crisis alimentaria, de educación y seguridad. Es gente que vive sin expectativas de progreso, cuya lucha diaria se reduce a asegurar su sobrevivencia y la de su familia.

Tampoco podemos olvidar que, pese al avance de la Reforma Educativa y la próxima puesta en marcha del nuevo sistema escolar, sólo el dos por ciento de los mexicanos mayores de 25 años cuenta con una carrera profesional, lo que, según la OCDE, nos coloca en el último lugar de los países agrupados en esta organización.

No menos preocupante es el hecho de que el 23 por ciento de la población en edad de estudiar o trabajar, aproximadamente 27 millones de personas, no hace ni lo uno ni lo otro; son los famosos “ninis” cuyo futuro productivo es extremadamente incierto.

Ingreso, trabajo, educación, salud, seguridad pública, Estado de derecho… esos y muchos otros son los temas trascendentes de México que están corriendo en paralelo con el proceso electoral 2017-2018. Y si a eso le sumamos la incertidumbre internacional por la renegociación del TLCAN, podemos concluir que serán muy complicados los meses por venir.

Frente a este reto, no hay otra respuesta pertinente por parte de la sociedad, del gobierno, los partidos políticos, empresarios y el sector estudiantil, que dar lo mejor que cada quien tienepara mantener a las elecciones y a la gestión de los problemas sociales en sus respectivos carriles, y así evitar una colisión que sería de funestas consecuencias para México.

Compartir
Artículo anteriorHÉROES Y VILLANOS
Artículo siguienteSUBE A 324 LA CIFRA DE PERSONAS FALLECIDAS

Dejar respuesta