LIBERTADES AMENAZADAS

POR GONZALO LEAÑO REYES

0
49

Poco alentador resultó el informe anual de la Sociedad Interamericana de Prensa sobre la situación del periodismo en algunos países de América Latina, entre ellos, México. Los atentados contra la seguridad de los periodistas siguen siendo la principal amenaza, a lo cual se han sumado las descalificaciones que, en no pocos casos, provienen desde el propio poder público.

La SIP llevó a cabo la semana pasada en Coral Gables, Florida, la Asamblea Anual en la cual celebró 75 años de su fundación. Personalmente tuvimos el honor de asistir con la representación de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME), del Grupo Editorial Ocho Columnas y de la revista POLÍTICA.

Se realizaron foros especializados sobre la transformación que experimenta el periodismo en nuestros días, el uso de plataformas informativas digitales, la radio informativa, el futuro de los medios, etcétera. Así mismo, se realizó el nombramiento de nuevo presidente de la SIP, designación que recayó en el colega jamaiquino Christopher Barnes, del grupo TheGleaner Company, en sustitución de la señora María Elvira Domínguez, de Colombia, quien realizó un destacado trabajo durante el periodo que le tocó presidir la agrupación de medios más importante del hemisferio occidental.

La Asamblea de la SIP es una excelente oportunidad para intercambiar experiencias, analizar problemas comunes y trabajar en favor de la Libertad de Expresión, pero también es necesario escuchar con toda atención los problemas y amenazas a los que se enfrenta constantemente el periodismo. Destacan negativamente los casos de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El informe sobre México fue presentado por la señora Martha C. Ramos, directora general de la OEM. Destacó que, en los últimos meses, el periodismo ha estado marcado por un alto nivel de violencia contra la prensa que derivó en seis asesinatos y por la ineficiencia oficial para el debido funcionamiento de un mecanismo de protección que no logra prevenir, investigar, sancionar ni contrarrestar la impunidad.

Por otro lado, una novedad muy interesante fue la presentación del llamado “Índice de Chapultepec”, que a partir de ahora va a medir los aspectos legales y jurídicos que afectan a la prensa en cada país del continente.

Es verdad que falta mucho para tener en nuestro país y en otros de América Latina y del mundo, una prensa absolutamente libre, independiente y respetada, pero conforta saber que existe una corriente nutrida y valiente que se esfuerza día a día por lograrlo en beneficio de la sociedad, y que se expresa organizadamente a través de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Dejar respuesta