LAS SOMBRAS DE MORENA

POR RUBÉN ÍÑIGUEZ

0
14

Las sombras de la corrupción que nos prometieron alejar, nunca se han ido, siguen ahí; de hecho, hasta más negras y envolventes que nunca, auspiciadas por un sexenio que se cree puro, pero que en la práctica se envuelve en negocios dudosos o, algunos afirman, francamente turbios.

SOMBRAS EN EL IMSS. Zoe Robledo es un protegido del senador Manuel Velasco Coello, que lo catapultó primero a Gobernación y luego pasó al IMSS, instituto que sufre desabasto de equipo e insumos apropiados para enfrentar el COVID-19, sin embargo, es un lugar perfecto para hacer negocios que dan de qué hablar.

Zoe es uno de los purificados por el presidente López Obrador. Su hermano Gabino Robles, hizo negocios fabulosos en la época de Peña Nieto, era de la mafia del poder, pues brindaba servicio de monitoreo de medios. Además, logró como consultora, recibir más de 34 millones de pesos por concepto de un plan de gobernanza para el NAIM en Texcoco.

El IMSS ha salido raspado por transacciones que se presumen fraudulentas en el estado de Hidalgo y en Puebla, dos de las entidades favoritas para los negocios de Zoe, que incluyen un Banco del Bienestar, la institución financiera del pueblo, creada para los pobres, pero que curiosamente quedó en manos del titular del IMSS.

SOMBRAS EN MORENA. YeidckolPolevnsky, ex presidenta nacional de Morena, saltó de las noticias políticas al escándalo por presuntos malos manejos en la remodelación y mantenimiento de inmuebles del partido en el poder, ya que la actual dirigencia al frente de Alfonso Ramírez Cuellar acreditó la fuga de 395 millones de pesos, sin que se haya puesto un solo clavo en las obras de equipamiento del partido. Las suntuosas oficinas brillan, pero por la ausencia de mantenimiento.

Yeidckol obtuvo los recursos del director del rubro, Joel Frías. Estos fueron para la Inmobiliaria Mascati, SA. de CV, pPor más de 312 millones de pesos. A esto se sumó la cantidad de 82 millones 555 mil pesos, a la empresa Estrada Miranda, (proyecto y construcción) para las instalaciones soñadas de Morena. Dicha constructora está ligada a un personaje de sombras, Enrique Borbolla García, que ha tenido ya jugosos negocios con el gobierno. El queretano, dueño del grupo Ebor, es uno de los personajes favoritos de Yeidckol, quien vendió un avión al gobernador de Quintana Roo, Félix González. Dicho sea de paso, nunca existió tal aeronave; sin embargo, la confianza que le tiene la aún actual secretaria general de Morena y ex presidenta de dicho instituto político, está intacta con el empresario. Una muestra de la mafia del poder que sigue vigente en el partido que se suponía era la Esperanza de México.

SOMBRAS EN LA CONADE. Ana Gabriela Guevara, una de las discípulas de Manuel Bartlett, es actualmente directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Su gestión tiene “tufo” no sólo de corrupción, sino de cosas más graves.

Resulta que la empresa Cocinas Industriales Multifuncionales de Calidad (CIMSA), presentó una denuncia, tanto en la Fiscalía General del Estado de Veracruz, como ante la Fiscalía General de la República (FGR), en contra de la funcionaria federal, así como principales colaboradores de la CONADE, pues se les acusó de pedir un “moche” de 16.5 millones de pesos, lo cual fue rechazado por los empresarios veracruzanos, quienes decidieron denunciar este hecho ante dichas instancias ministeriales.

SOMBRAS EN PALACIO NACIONAL. El discurso del presidente chocó con la realidad. La deuda que ha adquirido el Gobierno es muy similar a la que se tuvo en todo el sexenio de Peña Nieto. Y este endeudamiento se decidió adquirir apenas en los primeros 19 meses de ejercicio de poder de la actual administración. Cinco créditos que se adquirieron a través del Banco Mundial, echan por tierra la promesa de no endeudarnos más, de sacar adelante las obras con ahorros y con el combate a la corrupción, que parecen más palabras que hechos.Los informes financieros de BBVA y de City-Banamex, señalaron que el endeudamiento podría alcanzar el 59.2% del PIB.

A poco más de un año de que gobierna Morena,hasta hoy sólo hemos escuchado pretextos y frases que se repiten a diario. Se pretende que seamos el pueblo quien ejercite la virtud de la pobreza franciscana, utilizando sólo un par de zapatos, sin adecuada alimentación, salario, salud y educación. La única ventaja de esto, es que no debemos de preocuparnos por la violencia, ya que a los pobres no tienen nada qué robarnos.

Dejar respuesta