LAS PROPUESTAS Y LAS OCURRENCIAS

DEL EDITOR… ALFREDO ARNOLD MORALES

0
68

No se puede negar que los candidatos presidenciales han venido desplegando una gran actividad de campaña, se mueven rápidamente a lo largo y ancho del país y procuran tener todos los días una declaración que interese a los medios informativos y al público.

Entre los temas que más han abordado, cada uno desde su perspectiva, destacan el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México; la propuesta de amnistía a la delincuencia organizada, planteada por López Obrador y criticada por todos sus adversarios; la adopción de políticas en favor de la mujer; el muro fronterizo, y por unos días también se puso de moda la decisión del TEPJF que le permitió a Jaime Rodríguez “El Bronco” colarse a la boleta electoral.

Por cierto, la idea de cancelar la obra del nuevo aeropuerto capitalino fue el peor error cometido por el candidato de Morena ya que todo mundo se le echó encima, incluyendo al mismísimo Carlos Slim.

A reserva de lo que ocurra en el primer debate oficial, programado para el domingo 22 de abril, los temas de campaña, con excepción de asunto del aeropuerto, no han calado entre la ciudadanía y probablemente no serán factores decisivos para el voto. Hace falta entrar en la discusión de cuestiones que realmente afectan al grueso de la población, como por ejemplo los temas relacionados con la economía familiar, la salud y el trabajo.

¿Cuál es el futuro de las pensiones? ¿Cómo se nivelarán los salarios, no sólo el salario mínimo, sino el terrible deterioro de los ingresos de los trabajadores en general, incluso de los más calificados? ¿Cuál es la estrategia para crear empleos de calidad? ¿Contemplan los candidatos presidenciales algún proyecto que aligere la carga fiscal que pesa sobre las empresas y los trabajadores?

El tema de las zonas económicas especiales parece estar fuera de foco, a pesar de ser vital para sacar de la pobreza y la inseguridad a pueblos y regiones cada vez más atrasados en relación al avance del país.

¿Qué piensan del nuevo modelo educativo, la educación dual y el apoyo a las universidades particulares? ¿Cuánto piensan destinar a la cultura, a la ciencia y tecnología, a las Mipymes?

Por extraño que parezca, ningún candidato ha ofrecido un proyecto para rescatar de la quiebra al IMSS. ¿Seguirá destinando sus recursos a las pensiones, en lugar de dedicarse a su función principal que es la salud? ¿Habrá una reforma estructural para el Sector Salud? ¿Fusionarían los servicios del IMSS, ISSSTE, Seguro Popular y otras dependencias de este sector?

¿Hay algún plan importante para el Infonavit?

¿Cuál sería el futuro de Pemex, CFE y otras paraestatales?

¿Sería mucho pedir que nos compartan sus proyectos en materia ambiental, si es que los tienen? ¿Cómo manejarán el tema del agua, las presas, la protección de los mantos acuíferos y de las costas en ambos litorales?

¿Algo en especial para el campo, la agricultura, ganadería, pesca y agroindustria?

¿Incidirán en el ordenamiento urbano de las ciudades, el transporte público y las vías de comunicación?

Hay muchos temas de verdadero interés nacional, más allá de las ocurrencias de campaña, de los cuales los candidatos ya deberían estar hablando y debatiendo para que los ciudadanos podamos tener una opinión verdaderamente informada.

Ojalá que en las pocas semanas que restan de campaña y en los debates, podamos escuchar algo más importante que todo lo que nos vienen repitiendo como estribillo desde diciembre del año pasado.

Dejar respuesta