LA DEBACLE DEL PAN

POR MANUEL BORBÓN MORALES

0
38

Pareciera que en el PAN vive una realidad distinta a la de la ciudadanía, todo aparenta que el pasado 1 de julio los que se llevaron la victoria aplastante fueron ellos.

Basta con recordar la sesión ordinaria inmediata después de la derrota donde el ambiente era de fiesta, no de reflexión y autocritica. Está más que claro que el PAN no fue opción para la mayoría de los mexicanos, como oposición tuvo muchas oportunidades para ponerse del lado del ciudadano y no fue así, se aprovecharon del poder para hacer pactos con el gobierno federal y al final esas decisiones les cobraron la factura en las urnas.

El modelo de hacer política propuesto por el grupo denominado como “Anayistas” donde se acostumbra a hacer arreglos entre las cúpulas y repartición de posiciones, basándose solo en su compacto grupo haciendo a un lado a la militancia no dio resultados, fue reprobado contundentemente por la ciudadanía.

El PAN históricamente ha sido un partido abierto al cambio, dispuesto a la democracia interna donde ha triunfado la visión de la mayoría de los militantes, y es por eso que después de la derrota se esperaba un proceso mayúsculo de reflexión en el que se buscara una evolución del partido acorde a las exigencias de la ciudadanía.

En contraste vemos cómo pasan los días y en el PAN todo sigue igual o peor. No se cuenta con una estrategia legislativa, no se sabe qué tipo de oposición será en las cámaras, las bancadas panistas se encuentran pasmadas. los coordinadores se encuentran por un lado y muchos legisladores se localizan en otro.

Entre la militancia de a pie la desilusión es notable y lo más grave de esto es que los dirigentes siguen sin tomar en cuenta a las bases. Para hacer más evidente esta falta de interés,tenemos la intentona de candidatura de Héctor Larios Córdova y Rafael Moreno Valle, que se anunciaba como una fórmula apoyada por los gobernadores emanados del PAN que buscaba dar un golpe de timón al interior del partido llamando a la inclusión de la militancia.

Sólo que días después sorprenden a militantes y simpatizantes con la noticia de una candidatura de “unidad” en donde el anayistaMarko Cortés va a la cabeza de la fórmula con Héctor Larios como secretario general, lamentablemente el PAN volvió a los mismos vicios, repartiendo cuotas de poder buscando un beneficio personal y dejando a un lado los intereses de los militantes.

El PAN históricamente ha sido mucho más que esto, el partido debe buscar evolucionar y cambiar las formas actuales de hacer política, con un estilo mucho más horizontal y directo que llegue cada vez a más ciudadanos que están disgustados con las formas rancias de hacer política. Si el PAN no cambia le puede salir muy caro y lo más probable es que terminen repartiéndose las migajas del poder.

borbonmanuel@gmail.com

Dejar respuesta