HAY CRÉDITO, PERO NO LO PIDEN

POR JEANETTE LEYVA

0
59

Las empresas mexicanas siguen siendo más que cautas en solicitar un crédito a la banca. El menor crecimiento económico y la menor inversión han hecho que pese a existir recursos suficientes en las instituciones para financiar cualquier tipo de proyecto, la demanda sigue más que débil.

Pese al discurso y reuniones del Presidente acerca de que grandes empresas internacionales harán importantes inversiones en el corto y mediano plazos y de la reducción que han ido teniendo las tasas de interés, lo cierto es que aquellas empresas de menor tamaño que mantienen activa a gran parte de la economía han optado por mantener un bajo perfil y seguir en espera de ver cómo pinta el futuro para tomar la decisión sobre si solicitan un crédito a la banca.

Programas coordinados que realizan con Nafin han sido por momentos una válvula de escape para todos, ya que datos de la Asociación de Bancos de México (ABM) mostraron que se logró acelerar la colocación de créditos para Pymes en 3.4 veces en el segundo semestre del año pasado contra el primero de 2019, y son uno de los temas que buscarán impulsar más, ha dicho Luis Niño, presidente del gremio.

Aun cuando la capacidad de la banca para prestar es de más de 620 mil millones de pesos, los banqueros reconocen que la demanda es casi nula en el sector empresarial, principalmente por la baja inversión. Aunque busquen ser positivos, mientras no exista la percepción de mayor crecimiento en la economía mexicana, anticipan que el apetito por pedir crédito no regresará a ese segmento, lo cual puede ser un mal síntoma para este año. De continuar así los próximos dos meses el panorama no pintará nada bien.

Y en el otro lado de la moneda, acerca del coronavirus, algo positivo es que hay bancos que sí tienen planes de contingencia diseñados en caso (ojalá no) de que esta enfermedad llegue al país; actualmente mantienen contacto con las autoridades de salud, así como empleados que atienden a clientes de ese país con residencia en México. Lo que hace falta, reconocen algunos, es si hay algún plan del banco central para “lavar” (litera) el dinero como ya hacen en China para “matar” el virus en los billetes y evitar que sea un medio de propagación.

www.elfinanciero.com.mx/opinion/jeanette-leyva/hay-credito-pero-no-lo-piden

Dejar respuesta