¡FELIZ CUMPLEAÑOS, GUADALAJARA!

POR GONZALO LEAÑO REYES

0
36

Luego de tres intentos previos, la ciudad de Guadalajara se fundó definitivamente el 14 de febrero de 1542 en el lugar donde se encuentra actualmente. Por la historia sabemos que ésta era una región hostil, sin embargo logró pacificarse y para 1560 ya era la capital del reino de Nueva Galicia.

Este 14 de febrero se cumplen 478 años de su fundación, de tal manera que en el marco de esta conmemoración, resultan pertinentes los comentarios que se hagan sobre la capital del estado de Jalisco.

A lo largo de estos casi cinco siglos de existencia, Guadalajara ha funcionado como uno de los puentes geográficos más importantes para el comercio en el país. Lo fue durante el virreinato y lo ha sido a lo largo del México independiente.

La intensa actividad comercial y el poco desgaste que tuvo la ciudad durante la guerra de Independencia y la Revolución, favoreció tanto su crecimiento como su embellecimiento. La segunda mitad de siglo pasado fue especialmente buena para el desarrollo y expansión de la ciudad, a la que le pusieron los merecidos sobrenombres de “Perla de Occidente” y “Ciudad de las Flores”.

Como núcleo poblacional Guadalajara nunca ha dejado de crecer. Actualmente, el área metropolitana que comprende nueve municipios, tiene cinco millones de habitantes. Sin embargo, el crecimiento poblacional no corresponde a la bonanza que, decíamos, tuvo en la segunda mitad de siglo XX, cuando fue un referente nacional en trabajo, pujanza y liderazgo.

Fue en esas décadas cuando se crearon obras emblemáticas como el Zoológico, las líneas 1 y 2 del Tren Ligero, Expo Guadalajara, la Plaza Tapatía, el Parque Alcalde y el Planetario ya desaparecido, entre muchas otras.

Actividad como la anterior ya no se observa. Es verdad que las obras viales se han multiplicado y que surgieron centros comerciales y áreas urbanas como Andares, que le han dado un toque de modernidad a la zona metropolitana, sin embargo muchos proyectos se quedaron en el camino o avanzan con gran lentitud. La Presa de Arcediano, la Línea 3 del Tren Ligero, Ciudad Digital, las vialidades colapsadas y la Villa Panamericana son claros ejemplos de ello,

No decimos que Guadalajara esté paralizada, ni mucho menos. La ciudad avanza, pero no con el orden y la consistencia que podría. Algo que funcionó anteriormente y ahora se ha descuidado son las juntas de planeación, en las que participaban conjuntamente el Gobierno estatal, los alcaldes y los empresarios. Si aquello funcionó con éxito, si había una visión de futuro, no está por demás volver a intentarlo.

Por lo pronto, ¡feliz cumpleaños, Guadalajara!

Dejar respuesta