ELECCIONES DIFERENTES

MIRADOR... SALVADOR ECHEAGARAY

0
20

Para el próximo año 2018 se espera una jornada electoral muy diferente a lo que hemos visto en los últimos 17 años desde la elección presidencial que ganó Vicente Fox y que significó la primera alternancia desde la Revolución Mexicana. Sin duda, tiene muchas posibilidades de ganar Andrés Manuel López Obrador, aunque ya desde ahora comienza a crecer la figura de Margarita Zavala, quien aspira a ser candidata independiente, aunque para ello tiene que recabar casi un millón de firmas de apoyo en por lo menos 17 estados de la república.

Margarita Zavala va a crecer mucho en las preferencias electorales al grado de posicionarse como una firme rival de AMLO. La señora de Calderón, tiene a su favor que en la memoria colectiva se tiene la percepción de que Felipe, su marido, fue un buen presidente. O digámoslo en negativo, fue de los menos malos de los últimos tiempos. También, cuenta en su favor el papel de esposa discreta, ordenada y solidaria que tuvo cuando fue primera dama. Nunca entró en escándalos, siempre en su lugar.

Además, la señora de Calderón tiene algo que vende, que convence a las masas, lo que llamamos carisma. Este carisma es definido por la Real Academia de la Lengua como la “especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar”.

Pero Margarita también tiene en su contra el hecho de ya no militar en un partido que podría darle una plataforma organizada y estructurada. Sin embargo, por otra parte, aunque parezca contradictorio, también podría ser un elemento a su favor debido al malestar generalizado contra los partidos políticos en nuestro país.

Aun así, no sería raro que algún partido político la adopte.

Por parte del Revolucionario Institucional (hasta el momento en que se escribe esta columna) hay tres gallos que son José Antonio Meade, Aurelio Nuño y Miguel Ángel Osorio Chong. En este orden de importancia. Sin embargo, así sea el mejor candidato, el más apuesto o el de mayor carisma, no será fácil que gane el PRI. En su contra está la lista de gobernadores emanados de ese partido que están en la cárcel o enfrentan procesos por malversación de fondos. Le están dejando un paquetote a los que vienen detrás de ellos.

De los tres punteros, el que se acerca más al perfil de candidato por su experiencia política es el hidalguense Osorio Chong, actual Secretario de Gobernación, quien a pesar del desgaste sufrido a lo largo del sexenio sigue vigente. Tiene carisma y muy buena retórica, elementos importantes para destacar.

Meade ha ganado mucho terreno en las últimas semanas, a su favor juega una buena trayectoria en los puestos que ha ocupado, así como su imagen de gente bien. Además, maneja con audacia el micrófono y es acertado y oportuno en sus respuestas.

En cuanto al titular de la SEP, Aurelio Nuño, aunque parece ser el delfín de Peña Nieto, mientras no aprenda a “ler”, perdón, a leer, no tendrá muchas posibilidades. Tiene toda la pinta de “niño bien”, educado, honesto, pulcro, pero de esos ahorita no quiere el electorado.

En un escenario de voto fragmentado, no se le ve al PRI como el tradicional demoledor de urnas. Habrá demasiadas opciones: PRI, AMLO, Margarita Zavala, el que elija el Frente Ciudadano (por lo pronto el puntero es Ricardo Anaya) y otros independientes como Jaime Rodríguez “El Bronco” y el periodista Pedro Ferriz de Con.

La enorme ventaja que llevaba López Obrador se ha ido diluyendo y ya no es el súper favorito, aunque se mantiene en el liderato; hoy por hoy, la inestabilidad económica mundial, la incertidumbre respecto al TLCAN y el fracaso del populismo, disminuyen el atractivo del tabasqueño frente a los electores.

Por todo lo anterior es que esperamos para el 2018 una jornada electoral diferente. Ya veremos lo que nos deparan las campañas en los próximos meses.

Compartir
Artículo anteriorUNA MUJER MÁS
Artículo siguienteCUARTO PODER

Dejar respuesta