EL REGALO DE LA VIDA

EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

RAMÓN DURÓN RUIZ (1956-2016)

0
9

Ese genio del cine mudo como lo fue Charles Chaplin, con una sabiduría que llenaba de luz su espacio vital afirmaba: “Ya perdoné errores casi imperdonables. Intenté sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables. Ya hice cosas por impulso. Ya me decepcioné de personas que pensé que nunca me decepcionarían. Pero también yo decepcioné a alguien. Ya abracé para proteger. Ya reí cuando no podía. Ya hice amigos eternos. Ya amé y fui amado, pero también fui rechazado.

“Ya grité y salté de tanta felicidad, ya viví de amor e hice juramentos eternos, pero fallé muchas veces. Ya lloré oyendo música y viendo fotos. Ya llamé sólo para escuchar una voz, Ya me apasioné por una sonrisa. Ya pensé que me moriría de tanta tristeza. Tuve miedo de perder a alguien especial (y acabé perdiéndolo), mas sobreviví y todavía vivo. Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida con pasión, perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve. La vida es mucho para ser insignificante”.

En la vida las cosas son tan claras como el agua, tan poderosas como los rayos del sol, todo está a tu servicio –porque el sol sale para todos, para el triunfador y para el que niega la vida claudicando–, sólo se necesita que te dispongas a abrir tu espíritu para recibir el bello racimo de bendiciones que Dios tiene para ti, es la mejor manera de abonar la abundancia de bienes que el universo hoy ha producido para ti.

La visión cosmogónica que los abuelos proveen, enseñan que la vida es la más poderosa prueba de unidad divina, sus propiedades se expanden y revelan mediante los sentidos.

La vida es el más preclaro resultado del universo, su esencia es un vívido reflejo de arte y poder, de amor y luz, la perfección más elevada que hace que hasta en la criatura más diminuta se compendie el universo; es el más espectacular laboratorio-taller del universo, en el que todo proviene de una fuente superior y divina. Nada, absolutamente nada existe al azar, nadie se crea a sí mismo, es una oportunidad que debes aprender a merecer, aprovechando bien el tiempo que sirve para construir la historia, para dejar tu aroma en la faena.

La vida es generosa, siempre tiene una segunda oportunidad para el que va en su búsqueda. Qué importante es hacer que tu actividad sea tan creativa que te conduzca a saborear las delicias de la existencia, su exquisitez, entendiendo que este día, esta hora, este minuto son algo especial, porque la vida es un conjunto de experiencias personales para gozar.

Henry Ford decía: “Ten mucho cuidado con lo que pienses… porque bueno o malo se te va a hacer realidad”. Por eso cuando la luz del alba despunta, respira profundo –porque nadie sabe lo que tiene hasta que respira profundo–, ora dando gracias a Dios por el milagro del nuevo amanecer, eso llena tu alma de reflexiones positivas, alegres. Pensamientos de amor, gratitud, paz y salud generan salud; pensamientos de resentimiento, rencor, odio conciben odio. Es una relación constante.

Cuando el milagro de la vida se presenta en el nacimiento de un bebé, Dios se manifiesta a plenitud, porque Dios ordena la vida de tal manera que hace que en la fragilidad de ese pequeño cuerpo esté su morada y la perpetuación de la vida; ésta es una conjugación de armonía, conocimiento, abundancia, piedad, plenitud, poder, sabiduría, luz, bendiciones y amor.

El Filósofo es un viejo afortunado, no le pone límites a su vida, trabajo en lo que amo, sé que Dios me dio la vida prestada y al final de la jornada habré de devolvérsela enriquecida por las dos emociones más terapéuticas que me ha obsequiado: el amor y el humor.

Recuerda sonreír siempre, la vida está llena de bendiciones y una sonrisa hace más agradable el camino.

Y recuerda que…

“Si dos montan un caballo… de seguro uno va atrás”.

“En política, el que sabe, sabe… el que no, es jefe”.

“No te burles de las elecciones de tu vieja… tú eres una de ellas”.

“Cada cuarto de horatengo 15 minutos de pendejez”.

Filósofo: ¿Por qué llora una mujer? –El 1% de felicidad, el 1% de tristeza… el 98% sepa la tiznada”.

Dejar respuesta