EL MÉXICO QUE VIENE

REFLEXIONES... GONZALO LEAÑO REYES

0
104

En el momento en que estamos escribiendo estas reflexiones, faltan sólo diez días para el 1 de julio, fecha en que a los mexicanos se nos presenta una vez más la oportunidad de incidir en el futuro político de nuestra querida nación a través del voto.

Hasta este momento, permanecía aún la incertidumbre sobre el resultado, ya que los electores se dieron cuenta de que las encuestas, que fueron un poderoso referente en este proceso electoral, no tenían realmente un significado contundente, no eran la última palabra.

Cuando usted, estimado lector, se encuentre leyendo estas líneas, quizá falten sólo unas horas para las elecciones o incluso éstas acaban de transcurrir. Es imposible predecir el resultado.

De lo que sí podemos estar seguros es del anhelo que tenemos la inmensa mayoría de los mexicanos por que las nuevas autoridades civiles a nivel federal, estatal y municipal, que irán asumiendo sus cargos en los próximos meses, sean instrumentos de bienestar y desarrollo.

Se entiende que las campañas electorales son procesos en los que, lamentablemente, lo esencial para los partidos, alianzas y candidatos, es conseguir votos, por lo cual expresan a diestra y siniestra promesas irrealizables. No es del todo malo este ejercicio, porque saca a flote los problemas, si bien no todos se podrán resolver con la facilidad que nos dicen.

Si se juntaran en un solo paquete las promesas de todos los candidatos, veríamos que hay temas generales en los que todos coinciden y se comprometieron a abordar de forma prioritaria, tales como resolver la inseguridad y la violencia; disminuir la pobreza y la desigualdad; luchar contra la corrupción, y dotar al país de las condiciones necesarias para seguir avanzando en medio de las dificultades que plantea el mundo actual.

Esperamos que, más allá de las batallas y escaramuzas de campaña, México siga caminando hacia adelante, tanto en lo interno como en el concierto mundial de las naciones.

Compartir
Artículo anterior17 MESES DE TRUMP
Artículo siguienteLOS GOBIERNOS LOCALES TAMBIÉN IMPORTAN

Dejar respuesta