CUARTO PODER

0
28

Lo que hoy está en juego no es quién nos detalla mejor cómo son los problemas del país, sino quién cuenta con la mayor experiencia y capacidad probada para proponer soluciones viables frente a los problemas que tenemos. Ésa es la verdadera elección del 1 de julio.

ARMANDO RÍOS PITER / Excélsior


Un sistema de pesos y contrapesos no está en el ánimo de López Obrador (…) No acepta que en un sistema democrático la transparencia ayuda a evitar abusos del poder y reduce la impunidad. Si llega López Obrador a la presidencia, dados sus antecedentes, habrá que estar atentos para que no frene la consolidación de la democracia en México.

RAYMUNDO RIVA PALACIO / El Financiero


López Obrador no puede definirse. Porque no le conviene. Porque si lo hace contundentemente sobre un tema le quita el abrigo a la mitad de los que están ahí adentro (…) Por eso cuando entra a un conflicto, en el mismo párrafo descalifica e insulta y ofrece negociación y amor y paz. Así, sus radicales sólo oyen lo primero y sus moderados sólo oyen lo segundo… y todos contentos.

CARLOS LORET DE MOLA / El Universal.


Treinta años después (de la “caída del sistema”), solamente lo niega un viejo político, curiosamente en ese momento militante del PRI, presidente de la Comisión Federal Electoral y secretario de Gobernación, por tanto, principal responsable de la elección: Manuel Bartlett, hoy en el Partido del Trabajo y entregado a López Obrador.

DIEGO FERNÁNDEZ DE CEVALLOS / Milenio


La “cuarta transformación” que (AMLO) dice que encabezará es el colofón de su discurso reaccionario: hacer del pasado no un punto de apoyo sino una coartada, restaurar para no transformar. Explica Lilla: “Los reaccionarios de nuestro tiempo han descubierto que la nostalgia puede ser un poderoso incentivo político, quizá más poderoso que la esperanza. La esperanza puede desilusionar. La nostalgia es irrefutable”.

RAÚL TREJO DELARBRE / La Crónica de Hoy


La lección de la Selección mexicana (ganó 1-0 a Alemania) no es sólo para los periodistas deportivos, lo es para todos aquellos que vivimos tratando de entender y explicar lo que nos rodea. El mundo es, por suerte, mucho más complejo e imprevisible de lo que se lee en la prensa, se escucha en la radio o se ve en la televisión.

DIEGO PETERSEN / El Informador

Dejar respuesta