CAMBIOS, AVANCESY RESPETO A LAS LIBERTADES

REFLEXIONES... GONZALO LEAÑO REYES

0
100

La voluntad popular, expresada a través del voto en la jornada electoral del pasado día primero de julio, habla de la insatisfacción de la mayoría de los mexicanos con diversas circunstancias que vive nuestro país y que están relacionadas directamente con su bienestar y el de sus familias.

Para nadie es un secreto que México padece graves problemas de inseguridad, desigualdad y corrupción; problemas cuyos remedios deben buscarse e implementarse sin tardanza. Pero también es cierto que el país ha venido escalando importantes logros en otros campos y que, en este caso, lo conducente es mantener el rumbo en dichas áreas. Un caso de éxito, sólo por mencionar un ejemplo, es la industria automotriz: hace tres décadas era impensable que México llegara a ser uno de los principales exportadores de automóviles del mundo y, sin embargo, hoy es realidad y ello constituye una de las fortalezas de la economía nacional.

La producción y exportación de manufacturas ocuparon en menos de dos décadas el lugar que tenía la industria petrolera como pilar del desarrollo económico de México. El turismo y la agroindustria también se sumaron como factores vitales para el desarrollo.

Sostener los niveles de empleo, educación y salud en un país tan grande y diverso como el nuestro, es el gran reto de las autoridades. De hecho, lo ha sido desde los lejanos tiempos de la Colonia. Muchos gobernantes, partidos y sistemas políticos, además de lamentables guerras internas, se han ido mezclando y alternando para conformar el México moderno. Ciertamente se han dado pasos hacia atrás, pero en términos generales el país camina en línea ascendente.

Esto nos lleva a reflexionar sobre la importancia que tiene la continuidad de las políticas públicas y la necesidad de que, en cada relevo institucional, tanto a nivel federal como estatal y municipal, las autoridades entrantes conserven lo que funciona bien, rescaten lo que es bueno pero requiere de arreglos, supriman lo que es dañino y, obviamente, pongan en práctica sus propios planes.

Un nuevo gobierno no debe arrancar de cero.

El próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, está dando a conocer personalmente y a través de sus colaboradores más cercanos los lineamientos básicos de lo que será su gobierno. Estos anuncios han sido recibidos con beneplácito. También expresó su convicción de mantener las libertades de que gozamos los mexicanos: libertad de conciencia, de empresa, de asociación, libertad en la educación, libertad de expresión; libertades que provienen del Derecho Natural y que han sido reconocidas y plasmadas en nuestras leyes a lo largo de la historia.

Hacemos votos porque los compromisos que está asumiendo el próximo Jefe del Ejecutivo federal sean para avanzar en el desarrollo armónico de nuestra querida nación; que se traduzcan a lo largo del sexenio que viene en importantes pasos hacia adelante.

Dejar respuesta