ARRANCA EL 2021

POR ALFREDO ARNOLD

0
49

Dice el refrán que, “Al que madruga, Dios le ayuda”. No sorprende pues, que los partidos políticos y quienes tienen aspiraciones para las elecciones intermedias del 2021 ya estén en movimiento.

Repasemos los principales hechos que llaman la atención en estos días y que, aunque ni Ripley lo crea, se han vuelto tema de conversación en los corrillos políticos a pesar de la agenda oficial que se fija desde muy temprano en la Mañanera presidencial.

Comencemos con el PRI, que este domingo llevará a cabo la elección interna para relevar a su dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu. Será un ejercicio importante que implica la instalación de 5,800 casillas en todo el país para los 6.7 millones de militantes que dice tener el tricolor. De los tres candidatos el favorito es Alejandro Moreno, supuestamente apoyado por Enrique Peña Nieto; su oposición principal es la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, y hay una tercera en discordia y con pocas posibilidades, Lorena Piñón. La primera gran tarea que le espera a quien gane, será convocar a un cónclave donde los más fieles y brillantes priistas definan una estrategia para recuperar la competitividad perdida.

También está en marcha el proyecto de Felipe Calderón y Margarita Zavala para la creación de un nuevo partido. Por lo pronto, el movimiento “México Libre” realiza asambleas distritales en las que tratará de conseguir las 233 mil adhesiones que le pide el INE. Cualquiera que sea el avance que logre este movimiento, impactará negativamente en el PAN que encabeza Marko Cortés. Lo dividirá más de lo que está.

Hay un sector empresarial no se queda atrás y también quiere subirse al ring político. Al frente está Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex y líder visible del proyecto “Alternativas por México”, mediante el cual pretende levantar un dique contra las políticas presidenciales de Andrés Manuel López Obrador.

El propio Ejecutivo federal también levantó la mano, pidiendo a los partidos que renuncien por lo menos al 50 por ciento del financiamiento de más de 5,000 millones de pesos presupuestado para el próximo año.

El partido en el poder no está exento de retos. Es probable que el gobierno de López Obrador acuse síntomas de natural desgaste en el 2021, además de que para entonces Morena estará lleno de insectos molestos: los “grillos” que militan en el partido y tratarán de quitarse rivales en el camino, y los “chapulines” provenientes de otros partidos que se pondrán interesadamente la camiseta morenista.

Esto apenas comienza.

Dejar respuesta