VARIOS GRUPOS QUIEREN QUEDARSE CON EL STPRM

0
10

POR DIEGO BADILLO / EL ECONOMISTA / A casi tres meses de que Carlos Antonio Romero Deschamps renunciara a la Secretaría General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), al menos ocho grupos tratan de quedarse con el control de ese gremio que agrupa a 99,138 trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), mientras que otras dos organizaciones sindicales de reciente creación buscan aprovechar la coyuntura y ampliar su número de agremiados.

De acuerdo con la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, en el transcurso del 2019 tres miembros de esa organización sindical solicitaron formalmente el reconocimiento como secretarios generales, pero las solicitudes fueron declaradas improcedentes debido a que no cumplen los requisitos legales y estatutarios.

Se trata de Rubén Choreño, quien el 23 de enero del 2019 pidió el reconocimiento a la STPS señalando que había sido electo secretario general, en una convención realizada el 17 de enero de ese año.

Asimismo, el 12 de marzo, Mario Rubicel Ross solicitó el reconocimiento de la dependencia asegurando que fue electo dirigente nacional de esa organización en una convención el 16 de diciembre del 2018.

Rubicel Ross García asegura que cuenta con el aval del Poder Judicial. Incluso promovió un amparo para exigir a la STPS le entregue la toma de nota que lo reconoce como líder del STPRM, lo cual no ha ocurrido.

Sin embargo, la secretaria Alcalde Luján dijo la semana pasada en una conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador que no existe sentencia de amparo que obligue a la dependencia a su cargo a reconocer como secretario general a alguno de los solicitantes.

En tanto, el 7 de agosto del 2019, Enrique del Ángel Bauza presentó una solicitud en el mismo sentido en la que afirmó que fue electo como secretario general en una convención realizada el 23 de junio del 2019.

La funcionaria explicó que, para la autoridad, el 9 de diciembre el STPRM notificó a la STPS la renuncia de Carlos Romero Deschamps a la Secretaría General, por lo cual el cargo se encuentra vacante.

La secretaria recordó que el 11 de diciembre del 2019, el sindicato en cuestión notificó a la STPS la adecuación de sus estatutos conforme al nuevo marco legal, estableciendo que sus dirigentes deberán ser electos a través del voto personal, libre, directo y secreto.

Por lo tanto, dijo que “para ocupar el cargo de secretario general y regularizar la situación jurídica del sindicato, la actual dirigencia sindical deberá convocar a elecciones para cubrir dicha vacante” y añadió: “El próximo secretario general deberá ser electo de manera democrática, a través del voto personal, libre, directo y secreto”.

De acuerdo con los estatutos, el secretario general interino, Manuel Limón Hernández, deberá convocar a elecciones a más tardar el 16 de enero próximo, cuando se cumplen los 90 días de que asumió el cargo.

Para muchos trabajadores sindicalizados consultados por este periódico, en el STPRM nada ha cambiado desde que se renunció Romero Deschamps, el 16 de octubre pasado, porque su grupo compacto, a través de Limón Hernández, sigue en el Comité Ejecutivo Nacional.

Entre las disidencias al grupo de Romero Deschamps, que por 26 años tuvo el control de ese gremio, se encuentra el Frente Nacional Petrolero, dirigido por Sergio Carlos Morales Quintana, quien asegura haber realizado una convención nacional en la que se destituyó al actual Comité Ejecutivo Nacional y se le eligió a él como secretario general provisional.

Por su parte, la dirigente del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, liderado por María de Lourdes Díaz, exige a la STPS le entregue la toma de nota en que la reconozca como dirigente nacional del STPRM, pues asegura que así se acordó en una Convención Nacional Petrolera realizada en junio del 2019.

También se mencionan como aspirantes a la dirigencia nacional del sindicato a Jorge Hernández Lira, de la Coalición Petrolera Independiente; José Rubén Rosaldo Cordero, del Movimiento Petroleros de Reforma Ideológica; Omar Toledo Aburto, presidente de la Unión Nacional para el Desarrollo Profesional Económico y Social de los Trabajadores de la Industria Petrolera, y Miguel Arturo Flores Contreras, dirigente del Movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo.

Mientras eso sucede en torno al STPRM, el Sindicato Petroleros de México (Petromex), que lidera Yolanda Morales Izquierdo, exige a la empresa productiva del Estado le dé las facilidades para operar como representación sindical.

A su vez, el Sindicato Nacional de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanos, Subsidiarias y Filiales (SNEPEPMSF), liderado por Eliel Flores Ángeles, busca incrementar su membresía. La STPS le otorgó el registro el 1 de octubre pasado y actualmente tiene 499 socios. Flores Ángeles denunció que el STPRM ha hecho amenazas de muerte y de rescisión de contrato a los trabajadores que buscan incorporarse a la organización que encabeza.

Dejar respuesta