VALORES QUE HAY QUE FOMENTAR EN LOS NIÑOS

0
34

ABC / MADRID / Los expertos aseguran que se está produciendo en nuestra sociedad una pérdida de valores en las nuevas generaciones. Apuntan que las rupturas familiares están dejando sin claros referentes a los niños. A ello añaden que hay muchos pequeños que llegan a casa y están solos porque sus padres están en el trabajo y, cuando estos llegan, su estrés y cansancio no son buenos aliados para fomentar una buena comunicación entre padres e hijos, y mucho menos para educar.

El mal uso de las redes sociales también está favoreciendo una decadencia en los valores. Los más pequeños se dejan ensimismar por los “influencers” que muestran una realidad dominada por el materialismo, el egoísmo, el triunfo del éxito bajo la ley del mínimo esfuerzo o el engaño…

Por este motivo, Juan Lucas Onieva, doctor en Educación, profesor de la Universidad de Málaga y autor de El convivenciario, cuentos con valor, ha enumerado en su libro hasta 25 valores que son necesarios fomentar en los hijos. He aquí una muestra de los principales:

GENEROSIDAD. Las personas son generosas cuando comparten mucho de lo que tienen sin esperar nada a cambio. Ofrecen su tiempo, cariño, atención, ánimo y cosas materiales.

HONRADEZ. Es una de las cualidades más apreciadas. Genera confianza, respeto y responsabilidad. El que miente o hace trampas necesita tiempo para que se confíe en él otra vez.

PACIENCIA. Vivir con calma suele ayudarnos a tomar buenas decisiones, a disfrutar de todo lo que nos rodea y a concentrarnos mejor en nuestros sueños y metas.

RESPETO. Ser respetuoso significa valorar positivamente a los demás y entender cómo se sienten. Es un valor esencial en toda relación porque aporta bienestar, calma y seguridad.

RESPONSABILIDAD. Un individuo responsable cumple con sus obligaciones y asume las consecuencias de lo que hace. Si se equivoca, lo reconoce y se esfuerza en corregirlo.

SINCERIDAD. Las personas que mienten acaban solas o rodeadas de mentirosos. La verdad es transparente y tarde o temprano saca a relucir todo tipo de intenciones.

ESCUCHA. Saber escuchar no es esperar a que el otro deje de hablar. Es permitirle que se exprese libremente sin sentirse juzgado. Los que saben escuchar suelen mirar a los ojos.

SOLIDARIDAD. Se denomina solidario a aquel que actúa en defensa de los más desfavorecidos y ofrece su tiempo y energía para que vivan en mejores condiciones.

TOLERANCIA. Tolerar es permitir a las personas que nos rodean que sean ellas mismas, con su particular forma de pensar o de hacer las cosas. Aunque no estemos de acuerdo se les acepta.

Dejar respuesta