URGE EQUIPAR A CIUDADES PARA PERSONAS DISCAPACITADAS

0
245

POR REBECA ORTEGA CAMACHO / Un mismo escenario urbano puede representar dos cosas muy diferentes dependiendo de quién lo transite. Una persona sin problemas de movilidad apenas advertirá los obstáculos: subirá y bajará escaleras, brincará bordos y rodeará obstrucciones sin necesidad de desviar su atención. Por el contrario, aquellas personas con discapacidad física, visual o cognitiva, en el mismo escenario, es una tortuosa odisea que en muchos casos es imposible atravesar. Sin embargo, cada vez son más las urbes que buscan convertirse en ciudades accesibles y así, ser un modelo de movilidad para sus habitantes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 15 por ciento de la población vive con alguna forma de discapacidad. En los años futuros, asegura la organización, la discapacidad será un motivo de preocupación aún mayor, pues su prevalencia está aumentando. Ello se debe a que la población está envejeciendo y el riesgo de discapacidad es superior entre los adultos mayores, y también el aumento mundial de enfermedades crónicas tales como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos de la salud mental.

Pero, ¿qué es la discapacidad? De acuerdo con la OMS, es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación. “Las deficiencias son problemas que afectan a una estructura o función corporal; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales”, señala.

En México, las personas que tienen algún tipo de discapacidad son 5 millones 739 mil 270, lo que representa 5.1 por ciento de la población total del país, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010 del INEGI. En Jalisco se contabilizan 291 mil personas con diversidad funcional, lo que equivale al 4 por ciento de la población total de la entidad.

A pesar de conocer esta realidad social, es fácil concluir que la mayoría de las ciudades de México no están acondicionadas para las personas con discapacidad; ciudadanos que todos los días se enfrentan a miles de dificultades, entre los que se incluyen el propio estigma social y los obstáculos existentes en las ciudades, pues no están diseñadas para facilitar el tránsito. Las personas con discapacidad requieren acceder a todos los servicios en igualdad de condiciones, permitiendo que puedan ingresar, transitar y permanecer, de forma segura, confortable y autónoma, en el transporte público, edificios, áreas comunes, etcétera.

Al respecto, en el mes de febrero de 2018, el Gobierno del Estado de Jalisco aceptó la Recomendación General 1/2018, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), en favor de las personas con discapacidad. En la recomendación se “advirtió que las personas con discapacidad en el Estado sufren de continuas violaciones a sus derechos humanos, lo que se traduce en discriminación, marginación y abandono, sobre todo en el tema de salud.

Dejar respuesta