TRUMP DA EL BANDERAZO PARA REABRIR LA ECONOMÍA

0
46

AFP / El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estableció este jueves pautas para la reapertura de la economía del país golpeada por el coronavirus, asegurando que los estados deberían enfocarse en fases para dejar que las personas retornen a sus trabajos a medida que las condiciones lo permitan.

Trump afirmó en conferencia de prensa en la Casa Blanca que los gobernadores estarán facultados para adaptar el enfoque a sus propios estados y que si necesitan permanecer confinados, deberían hacerlo.

“No estamos abriendo todo de una vez, sino que damos un cuidadoso paso a la vez”, aseguró Trump.

“Según los últimos datos, nuestro equipo de expertos concuerda ahora en que podemos empezar un nuevo frente en esta guerra, que vamos a llamar ‘reabrir Estados Unidos’”, dijo Trump, en un momento en que la pandemia deja más de 31,000 muertos en Estados Unidos.

Afirmó que mantener las restricciones “no es una solución sostenible a largo plazo” y que su gobierno emitirá una guía para dar a los gobernadores la facultad de tomar decisiones, según el número de casos.

Desde mediados de marzo, más de 22 millones de personas han pedido subsidios por desempleo y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía estadounidense se contraerá 5.9% en 2020.

Trump aseguró que serán los gobernadores locales y no la Casa Blanca los encargados de tomar la decisión. “Si ellos necesitan seguir cerrados, vamos a permitirles que lo hagan. Si creen que es tiempo de reabrir, vamos a darles la libertad y la orientación necesaria”, dijo el presidente.

Las nuevas pautas federales recomiendan que los estados registren una “trayectoria descendente” de 14 días en casos de coronavirus antes de comenzar un proceso de reapertura de tres fases.

El documento establece el plan de Trump para abrir negocios en estados de todo el país que han sido devastados por la pandemia y su impacto económico a pesar de que la responsabilidad de tales decisiones recae en las autoridades estatales, no federales.

Antes de que los estados vuelvan a abrir, los hospitales deben tener un “programa de pruebas sólido” que incluya test de anticuerpos para los trabajadores de la salud, según las directrices.

Los estados deberían tener la capacidad de establecer sitios de detección y pruebas para personas con síntomas y también capacidades de seguimiento de contactos, y las instalaciones de atención médica deberían poder suministrar equipo de protección personal de forma independiente y estar preparados si los casos de Covid-19 aumentan nuevamente.

El documento dice que las recomendaciones son “implementables a nivel estatal o de condado por condado a discreción de los gobernadores”. Trump se ha enfrentado a las autoridades estatales con respecto a quién tiene la máxima autoridad para ordenar reabrir las economías de los estados.

En la primera fase de la reapertura, las directrices dicen que se debe evitar grupos de más de diez personas si las medidas de distanciamiento apropiadas no son prácticas. Se deben minimizar los viajes no esenciales, alentar el teletrabajo y cerrar las áreas comunes en las oficinas.

Las escuelas permanecerán cerradas en la fase 1, pero los grandes espacios como cines, restaurantes, estadios y lugares de culto pueden abrirse con “estrictos protocolos de distanciamiento físico”.

Los hospitales, que han sido duramente afectados por la crisis de salud, pueden reanudar las cirugías electivas, que son críticas para sus ingresos, y los gimnasios pueden reabrir con nuevos protocolos. Los bares deben permanecer cerradas, según las pautas.

En la segunda fase, aplicable a estados y regiones “sin evidencia de un rebote” en los casos, las pautas recomiendan evitar grupos de más de 50 personas donde el distanciamiento social no es práctico.

También los viajes no esenciales pueden reanudarse, mientras que las escuelas y los campamentos juveniles y algunos bares que cumplan ciertas condiciones pueden reabrirse.

La fase tres no incluye restricciones en los lugares de trabajo.

Dejar respuesta