Toño Garibay, entre los autos y la política

POR MAGALI ARNOLD

0
91

Antonio Pérez Garibay buscó una curul de senador en las pasadas elecciones federales bajo las siglas de Morena. No lo consiguió, tampoco se le dio el puesto de “súper delegado” del Gobierno federal en Jalisco, pero se mantiene como firme militante de Morena y amigo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Gente cercana a él, lo menciona como posible candidato de Morena a la alcaldía de Guadalajara, aunque Toño dice en esta plática que no tiene intención de buscar un puesto.

El famoso papá de Checo Pérez, de regreso en Guadalajara después de algún tiempo de ausencia, accedió a una entrevista para la revista POLÍTICA.

“Cuando perdimos Jalisco me retiré de la política; el que se quedó por parte del Gobierno para atender el estado cometió errores muy fuertes y el Presidente lo quitó del cargo. Considero que hay gente muy buena en todos los partidos, pero también hay gente mala en todos lados. Es muy triste la politiquería. Cuando Andrés Manuel me invitó a trabajar junto a él, me dijo: “Morena no tiene patrón, escritura ni factura, es del pueblo y para el pueblo y lo primero que vamos a hacer es trabajar por los pobres”. Estoy de acuerdo en eso, aunque también soy un hombre que trabaja mucho con la iniciativa privada, trabajo con muchos empresarios.

“Estoy de nuevo en esta lucha por invitación del Presidente y porque quiero un mejor país. Me fui a vivir al extranjero, pero luego reconocí que me estaba portando como un cobarde, por eso regresé.

“Tengo un gran maestro, el Presidente es un monstruo político, desde años atrás y hasta el día de hoy todo lo lleva al filo de la navaja, es muy preciso, sabe dónde aprieta y en dónde afloja. Al principio tenía ocho gobernadores en contra, luego bajaron a siete y ahorita hay seis, se van dando cuenta de que López Obrador es un buen hombre que solamente quiere el bienestar del país, quiere mucho a Jalisco. Voy llegando de la Ciudad de México de reunirme con su gente y todos quieren apoyar a nuestro estado”.

PROBLEMAS HEREDADOS.- “Mi visión es que vienen cosas muy grandes para México, pero la gente no lo ve así. Pienso que el Presidente está haciendo las cosas bien, pero se le está juzgando como si hubiera llegado a gobernar Suiza y la hubiera llevado a a quiebra. La gente no recuerda que llegó a gobernar a México, un país que tiene dos cánceres mortales: la corrupción y la Impunidad. Hay que verlo hacia el futuro, no hacia atrás. Él llega a gobernar un país donde el 80% del PIB es para pagar los intereses de la deuda externa que acumularon todos los gobiernos anteriores, y de eso nadie se acuerda. Hasta tus bisnietos seguirán pagando el Fobaproa. Hay muchos temas muy tristes, nos han saqueado y eso no se vale, y esto no es obra de López Obrador. Pemex también es un problema heredado; los gobiernos anteriores dejaron pasar demandas y demandas, deudas y deudas, no es un problema de ahorita”.

MORENA EN JALISCO.- “Nuestro líder Alfonso Ramírez Cuéllar está haciendo un gran papel, ha pedido cuentas, está haciendo una revisión a fondo y eso molesta a muchos. Tengo gran confianza en el partido para las próximas elecciones. Morena va a ganar muchos municipios en Jalisco, incluyendo Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá. Estamos muy fuertes, y lo que nadie parece tomar en cuenta es que tenemos más del 80% de la aceptación entre nuestros pobres; con el 10% que está arriba y el 10% que está indeciso no pasa nada.

“En unos días más tendremos al responsable de Morena en el estado y tengo confianza en que será Miguel de la Rosa. Por mi parte, no aspiro a ningún puesto, sólo quiero que Morena seda dirigido por la gente que lo fundó, se lo merecen.

“Yo jamás estaré en contra del gobernador, si le va bien a él le va bien a Jalisco, igual que si le va bien al presidente le va bien a México”.

CRISIS ECONÓMICA.- “Creo que en la clase media será muy rápida la recuperación porque en este nivel no han tocado fondo. Al dia de hoy estamos produciendo diario más de un millón de litros de tequila, rompimos el récord y tenemos que prepararnos para los próximos 20 años, porque los chinos y los hindúes nos abrieron sus mercados. Tenemos que plantar agave en todo el país para las siguientes dos décadas, el agave esta carísimo. Esta es una prueba de que no estamos mal, en nuestra tierra tiras un hueso y sale un árbol, es una tierra bendita. Pero estamos en una zona de confort, nos amanecemos hablando de mil quejas y no podemos perder tiempo en eso, hay que ser agradecidos y luchar, estamos en gran país.

“La gente en Europa se tiene que levantar para subsistir, nacieron para trabajar, mueren trabajando y no mueren millonarios; ves a la gente en Inglaterra súper elegante arriba del transporte público, y aquí en México la gente se molesta porque su casa de Infonavit está chiquita. ¿Sabes cuánto cuesta esa misma casa puesta en París o en Londres?… Aquí la casa tiene cochera, allá se tienen que estacionar en la calle. Tenemos que valorar y agradecer lo que hay en México”.

LA F-1, UN SUEÑO.- “Yo soñé con tener un hijo en F1 y hoy sueño con llegar a ser Presidente de México (ríe). Con mi hijo teníamos todo el talento pero vivíamos en la pobreza, yo iba a ver a los patrocinadores y se reían de mi, me veían como un pobre viejo loco… ¿No sabe los millones de dólares que se necesitan para entrar a la F-1?, me decían, pensaban que me quería chingar su lana, y mira. También cuando dije que iba a traer el Gran Premio de México hubo muchos medios que me criticaron muy fuerte, ¿cómo íbamos a tener un GP con tantas carencias en el país?, y lo logré.

“Este evento genera una gran derrama económica para el país y si Checo empieza a ganar carreras tendremos dos GP en México, como cuando España tenía tres porque Fernando Alonso estaba en su apogeo.

“Checo está mejor que nunca, veo su primer triunfo esta temporada. Por primera vez en sus diez años en Fórmula 1 lo vimos dentro del mismo segundo que los punteros, nunca había estado ahí, siempre medio segundo atrás, mínimo, y eso en 80 vueltas representa muchísimo”.

Antonio Pérez Garibay es tapatío, tiene 61 años y ha dedicado su vida al automovilismo deportivo. En su juventud participaba en carreras, años más tarde fue jefe de relaciones públicas del piloto Adrián Fernández. Actualmente, su hijo Sergio (30 años) es el piloto mexicano con más carreras de Fórmula 1. Su hijo Antonio (32 años) también es piloto de prototipos y empresario en el sector motor, tiene dos go-karts, y su hija Paola (35) es la única mujer en el mundo que representa a un piloto (Checo) de F-1.

Dejar respuesta