RECHAZO GENERAL A CANCELAR AEROPUERTO

0
50

Ciudad de México / Agencias. Empresarios, candidatos, partidos, calificadoras y sindicatos del sector aéreo rechazaron la idea de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) o cambiar de sede.

Supondría un retraso y riesgo para el país, advirtieron estos sectores.

Luego de la controversia que el lunes se desató entre Carlos Slim y Andrés Manuel López Obrador, candidato por Morena-PES-PT, sobre la viabilidad del NAIM, Moody´s dijo que no continuar traería implicaciones negativas.

Derivado de este tema, el vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández, dijo que era fakenews que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, le pidió a Slim defender el NAIM.

Para el PRD en diputados, AMLO no es quien decide. Ricardo Anaya, candidato por el PAN-PRD-MC, lo calificó de “ignorante y retrógrada”. Gerardo Ruiz Esparza, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dijo que cambiar de sede no sería viable pues tomaría, seis años, más.

Especialistas y representantes aéreos advirtieron que interrumpir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es un lujo que el país no puede darse, y aseguraron que construir una nueva sede tomaría al menos seis años más.

Ruiz Esparza estimó que la cancelación del NAIM generaría un atraso de hasta seis años para la planeación de otro complejo, que sea capaz de satisfacer las necesidades de México en la conectividad aérea.

“Si se tuviera la cancelación, la alternativa sería buscar otro sitio a no menos de 50 kilómetros de la Ciudad de México, lo cual tomaría cinco o seis años y generaría un destino totalmente incierto de lo que ahora hay plena certeza: un aeropuerto en construcción”, dijo durante su participación en el panel de Conectividad Aérea en México, llevado a cabo en el marco del Tianguis Turístico 2018.

Ruiz Esparza dijo que cancelar el proyecto sería evitar que México continúe su crecimiento como un destino internacional para turistas.

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, ha reiterado que de llegar a la Presidencia de México cancelaría la construcción del NAIM y en su lugar promoverá la alternativa de remodelar la base aérea de Santa Lucía.

“Representaría una pérdida económica muy fuerte, bien sabemos que por cada millón de visitantes se generan 4 mil empleos en el país. Entonces, al momento en que no se tenga un aeropuerto sustituto, vamos a tener ese enorme castigo para el país desde el punto de vista aeroportuario, social y económico”, opinó Ruiz Esparza.

Francisco Mcgregor, expiloto comercial y miembro de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y del Colegio de Pilotos Aviadores de México, dijo que el aeropuerto Benito Juárez vive una saturación que le impide seguir operando con seguridad, por lo que no se puede demorar más la construcción del nuevo aeropuerto.

“Cancelar la construcción del NAIM y proyectar otro tomaría mucho tiempo adicional y demora, y el Benito Juárez ya no puede seguir operando sin poner en entredicho la seguridad de millones de pasajeros”, indicó el especialista.

El actual aeropuerto recibe anualmente 40 millones de pasajeros cada año, aunque está planeado para un máximo de 30, y el nuevo aeropuerto podrá recibir hasta 50 millones en su primera etapa con dos pistas paralelas, operando de manera simultánea y al final de la construcción podrá recibir 120 millones de pasajeros cada año.

Dejar respuesta