PREVÉN CATASTRÓFICA CAÍDA DEL EMPLEO

0
78

AGENCIAS / La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó un nuevo análisis de las implicaciones que ha traído la pandemia de Covid-19 en los mercados laborales en el mundo, en donde se prevé que haya más de 25 millones de personas en el desempleo, pero además se estima que desaparecen 6.7% de las horas de trabajo en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo.

De acuerdo con el análisis que fue presentado este martes, los recortes a gran escala están previstos en los Estados Árabes (8.1%, equivalente a 5 millones de trabajadores a tiempo completo), en Europa (7.8%, o 12 millones de trabajadores a tiempo completo) y en Asia y el Pacífico (7.2%, 125 millones de trabajadores a tiempo completo).

En el caso de México la OIT no da el impacto en la pérdida de empleo, pero sí prevé en 7% las horas laborales que se perderían como consecuencia del Covid-19.

“Se prevén enormes pérdidas en los distintos grupos de ingresos, en particular en los países de ingresos medios altos (7% ó 100 millones de trabajadores a tiempo completo). Esto supera con creces los efectos de la crisis financiera de 2008-2009”, detalla el informe.

Los sectores más expuestos al riesgo incluyen los servicios de hospedaje y restauración, la manufactura, el comercio minorista y las actividades empresariales y administrativas.

El posible aumento del desempleo mundial durante 2020 dependerá de manera considerable de la evolución futura y de las medidas políticas que serán adoptadas. Existe un riesgo elevado de que para final de año la cifra será significativamente más alta que la previsión inicial de la OIT, de 25 millones de desempleados.

“Los trabajadores y las empresas se enfrentan una catástrofe, tanto en las economías desarrolladas como en las que están en desarrollo (…) Tenemos que actuar con rapidez, decisión y coordinación. Las medidas correctas y urgentes podrían hacer la diferencia entre la supervivencia y el colapso”, dijo GuyRyder, Director General de la OIT.

Dejar respuesta