NUEVO TRATADO APLICA LEY DEL HIELO A CHINA

POR LILIA GONZÁLEZ

0
31

El Economista / El nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA) prohíbe a México, Estados Unidos y Canadá realizar cualquier acuerdo comercial con países que no tengan una economía de libre mercado, que otorguen subsidios o pongan en riesgo la planta productiva de América del Norte, como pueden ser los casos de China o, incluso, Venezuela.

El apartado 10 del Capítulo 32 del USMCA, relativo a los países que no fomentan la libertad de mercado, establece que en caso de que alguno de los tres socios tenga la intención de realizar cualquier acuerdo comercial con un país que no sea promotor del libre comercio, se dará por terminada la relación trilateral y salida del USMCA.

“La entrada de cualquiera de las partes en un acuerdo de libre comercio con un país que no sea de mercado permitirá a las otras partes poder rescindir este acuerdo, con un previo aviso de seis meses, y remplazarlo con un acuerdo entre ellos (acuerdo bilateral)”, refiere el documento en el capítulo mencionado.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, precisó que existe el compromiso de los tres gobiernos (México, EU y Canadá) en el USMCA de no realizar acuerdos comerciales con estos países, en donde la competencia sea inequitativa y afecte a las empresas nacionales, así como a los empleos.

En entrevista el dirigente empresarial explicó que al asociarse México con países que fomentan la libertad de mercado y el libre comercio en el mundo, en igualdad de circunstancias, debe de exigir y garantizar las mismas condiciones de competencia, a fin de proteger la planta productiva y los empleos y evitar la competencia inequitativa con otras naciones.

“Es importante establecer que se haga con otros países, de tal forma que no se desligue, ni nosotros tengamos acuerdos en donde se genere desequilibrios entre los productores de ese país y donde no exista la libertad de mercado, y es parcial la libertad o hay subsidios con la intervención del estado y que hace que la competencia no sea pareja, sino inequitativa. Es evidente que tiene que haber compromiso de los tres países para no hacerlo”, acotó Castañón.

La cláusula del USMCA limita a los socios la firma de un tratado comercial con países que no tienen plena libertad en el mercado, tienen intervención del Estado en su economía y a través de subsidios y políticas promotoras facilitan operaciones de las empresas para que puedan exportar e incluso devuelven impuestos si exportan, no estando en precios equitativos.

China, dijo el presidente del CCE, no está catalogado como una economía que tenga libertad de mercado. En la misma situación se encuentra Venezuela, por ejemplo.

En este sentido, el USMCA determina que si uno de los socios decide emprender cualquier tipo de negociación con un país que no promueva el libre comercio deberá informar al menos tres meses sobre su intención de llevarlo a cabo antes de comenzar las negociaciones.

Desde su campaña como candidato a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump prometió reducir el déficit comercial de su país con diversos países, entre ellos China, puesto que asciende a 376,000 millones de dólares anuales.

El presidente estadounidense ha reiterado que China incurre en prácticas comerciales desleales, por lo cual decidió imponer aranceles a la nación asiática y proteger a su mercado doméstico.

Entre marzo y septiembre, Estados Unidos ha aplicado tarifas a productos chinos con un valor de 250,000 millones de dólares. Para México, China es un competidor en la producción y exportación de bienes manufacturados.

Dejar respuesta