LAS CAMPAÑAS ELECTORALES ALENTARÁN LA ECONOMÍA

0
49

Las campañas electorales motivarán un incremento al gasto público del primer semestre que seguramente se verá compensado con una corrección en la segunda parte del año, de manera que HR Ratings descarta una afectación mayor que pueda conducir a una corrección sobre la calificación de México, se señala en nota de Yolanda Morales en el periódico El Economista.

De acuerdo con Félix Boni, director general de Análisis en la agencia, las autoridades continuarán el esfuerzo de consolidación fiscal, tal como lo hicieron en el 2017.

En conferencia de prensa trimestral, admitió que hay incertidumbre sobre el resultado electoral y que más allá de quién asumirá la silla presidencial, a la calificadora le preocupa que el porcentaje de voto sea suficiente para legitimar el triunfo y la maniobrabilidad que tendrá en el Congreso para negociar.

“Si gana el candidato del PRI o el del PAN, anticipamos que su política sería con más énfasis en elmanejo prudente de las finanzas públicas, lo que no significa que consideremos que, al llegar otro candidato, no sería prudente”.

Refirió que este contexto de incertidumbre se alimenta también de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y del impacto que tendrá en la política monetaria mexicana la restricción monetaria de Estados Unidos.

Destaca que el escenario base para la renegociación del TLCAN, es de persistencia del acuerdo y que podría prolongarse para nuevas rondas de acuerdos hacia septiembre.

Para la calificadora, el énfasis estará en el contenido del acuerdo y en cómo afecta o beneficia a México.

Por otro lado, anticipa que como resultado de esta incertidumbre, el flujo de inversiones productivas se desacelerará este año, impactado también por el efecto del recorte de tasas fiscales corporativas de Estados Unidos.

En consecuencia, prevé que la economía registrará una expansión “alrededor de 2%”, quizá un poco debajo de 2.2% que se alcanzó en el 2017.

Sobre el desempeño de la economía mexicana en el 2018 considera que hay otro factor de riesgo que tiene que ver con la política monetaria.

En su opinión, la inflación mantiene una tendencia a la baja que permitirá completar el año con una variación de 4%, justo en el límite permisible del Banco de México.

Pese a que el objetivo único del Banco de México es preservar la estabilidad de precios, consigna que la Junta de Gobierno se verá presionada por la política restrictiva que con seguridad sostendrá Estados Unidos.

De manera que este escenario de riesgo le hace cambiar su previsión de un recorte en la tasa de fondeo para el segundo semestre, como la tenía aún en diciembre pasado y considera que hay una mayor probabilidad de que se mantenga el rédito en 7.5 por ciento.

Entre los acuerdos alcanzados destaca la ampliación de sus instalaciones en la entidad con la inversión para cuatro laboratorios de nuevas tecnologías para seguir ampliando y diversificando su cartera de clientes y productos.

Dejar respuesta