LA CIUDAD, BAJO FUERTE VIGILANCIA

0
60

La ciudad de Guadalajara vivió horas de zozobra a causa de la balacera ocurrida en la zona de Chapultepec el lunes por la tarde, donde el ex fiscal y actual secretario del Trabajo, Luis Carlos Nájera fue víctima de un atentado, del que salió casi ileso.

Desde anoche y durante la mañana de este martes, elementos de la Policía y del Ejército realizan rondines de vigilancia por diversos rumbos de la Zona Metropolitana.

Durante el atentado del lunes, cuatro personas resultaron lesionadas y seis de los presuntos atacantes fueron capturados, de acuerdo a la información proporcionada por las autoridades.

El ex fiscal afirmó que, previo a la balacera, logró identificar a uno de sus atacantes cuando aún se encontraba en el restaurante ubicado en las calles de Morelos y Chapultepec.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, Nájera indicó que se trataba de un integrante de un grupo criminal “fragmentado en el estado”.

Dijo que no sabía si es del grupo original o del nuevo grupo que pelea la plaza. “En casi 30 años de labor policial he desarrollado cierto instinto. Como secretario de Seguridad Pública y como fiscal, me tocó meter a la cárcel a muchas personas. Varias veces me tocaba ver a los detenidos, a uno de ellos sí lo identifiqué”, comentó.

Nájera relató que, previo al ataque, comía con un líder sindical cuando entraron dos sujetos que le resultaron sospechosos, por lo que alertó a sus escoltas para que colocaran la camioneta blindada, asignada por el Gobierno del Estado, afuera del restaurante.

Nájera fue protegido por sus escoltas durante la balacera y logró subir a su vehículo blindado en el que manejó varias cuadras hasta que el vehículo se detuvo, averiado por las balas que recibió. Luego tomó un taxi.

AL BORDE DEL COLAPSO. El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval calificó como “lamentables episodios de terror” los hechos violentos que se desataron la tarde del lunes y aseguró que los sucesos son reacciones de grupos criminales, “personas sin escrúpulos que han atentado inclusive contra civiles”.

Afirmó que “Jalisco estaría al borde del colapso si no se hubiera actuado. Hoy tenemos estos efectos de reacción, de confrontación del crimen (…) pero no hemos reducido nuestras acciones”, dijo en entrevista para W Radio.

Sandoval Díaz se trasladaba en helicóptero a la reunión de la Conago que se realiza en Villahermosa, Tabasco, cuando fue avisado de los hechos, por lo que regresó inmediatamente.

MURIÓ UN DETENIDO. La Fiscalía de Jalisco informó este martes que uno de los seis detenidos por el atentado contra el ex fiscal murió a causa de un infarto.

Sin ofrecer mayores detalles, la dependencia mencionó que Pedro Antonio “G” llegó a las 03:00 horas de este martes al Hospital Civil y ahí murió.

Dejar respuesta