HAY MUCHO POR HACER EN INNOVACIÓN EDUCATIVA

0
163

La innovación en la enseñanza de la educación superior es aún un campo abierto a la investigación y la experimentación, no se ha escrito la última palabra al respecto; sólo sabemos que hay tanto casos de éxito como de fracaso. Ni todo lo antiguo ha dejado de funcionar, ni todo lo nuevo cumple con las expectativas.

Esta fue una de las ideas centrales del panel “Innovación en la enseñanza”, el segundo de los seis que conforman el programa de la reunión semestral de la International Association of University Presidentes (IAUP) que se realiza en la Universidad Autónoma.

En este panel participaron el maestro Andreas Zehetner, encargado de Asuntos Internacionales de la University of Applied Sciences de Upper, Austria; la Dra. Devorah A. Lieberman, Rectora de la Universidad de La Verne, de Estados Unidos, y el Dr. Fernando Mata Carrasco, Vicerrector Académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Como moderador fungió el Dr. Fernando León García, presidente del Sistema CETYS Universidad, de Baja California.

Los expositores dieron a conocer casos de innovación que se han aplicado, con diferentes resultados, en sus instituciones.

El maestro Zehetner señaló la dificultad que existe para aplicar modelos de enseñanza uniformes ya que “actualmente tenemos un conglomerado de alumnos más grande y heterogéneo; en las aulas vemos a jóvenes y adultos, algunos quieren más trabajo en laboratorio, otros, más conferencias en el aula, cada grupo quiere que la educación se aplique a sus propias necesidades y eso no es posible”.

Dijo así mismo que debe privilegiarse la reflexión por encima de la velocidad cuando se quiere entrar en un proceso de innovación, además de estar conscientes de que puede haber errores; “es común trabajar en proyectos improvisados, de mala calidad; nos busca copiar lo fácil y lo que deje más recursos a las instituciones”. Ante ello, recomendó llevar un registro de lo que funciona y lo que no, así como generar una “cultura del fracaso” para que nadie se sienta culpable ni deje de ser propositivo por los errores que se cometan.

Por otro lado, recomendó avanzar en la educación en línea, y comparar constantemente sus resultados frente a los programas tradicionales.

La Dra. Lieberman expuso un caso práctico: el curso de Liderazgo y Cultura, de 15 semanas, que impartieron conjuntamente la universidad La Verne y el CETYS, en el que participaron estudiantes de ambas instituciones. “Los resultados fueron excelentes, a tal grado que los alumnos propusieron que el curso se incluya en los programas oficiales, tanto de la universidad californiana como en la de Tijuana.

Por su parte, el Dr. Mata Carrasco señaló que las universidades deben adaptar sus modelos educativos de acuerdo a la evolución cultural de las generaciones. En la actualidad, por ejemplo, los millennials y la llamada “generación Z”, se sienten mejor en un ambiente de realidad virtual, salones innovadores y educación dual.

Mata Carrasco ilustró su ponencia con videos que ejemplifican, sobre todo, la conexión entre la realidad virtual y el aprendizaje. Dijo que los videojuegos diseñados con fines académicos proporcionan una experiencia gratificante en un ambiente de libertad, colaboración y esfuerzo.

Dejar respuesta