DIPUTADOS DIFIEREN EN ANÁLISIS DEL VI INFORME

0
95

Al externar su posicionamiento, durante la primera de tres rondas de oradores, la diputada Abelina López Rodríguez (Morena) señaló que en el Sexto Informe de la actual administración se presumen en 100 páginas los logros alcanzados en los rubros de desarrollo social, combate a la pobreza, empleo, salarios y vivienda; sin embargo, “la situación del desarrollo social se aleja significativamente de la realidad que se vive hoy en el país”.

Refirió que según el documento, se han reducido la pobreza y las carencias sociales, y se ha avanzado en la universalidad de la salud, la Cruzada Nacional contra el Hambre y Prospera. “Todo absolutamente falso”. Enfatizó que la abismal desigualdad generada por un modelo de desarrollo económico, social y excluyente es una de las causas profundas del desmantelamiento del estado de bienestar, y la crisis de seguridad que se sufren.

El informe, dijo, hace hincapié en la creación de 3.7 millones de empleos en el sector formal, pero la realidad es que dio como resultado trabajos más precarios, sin seguridad social ni estabilidad, bajos ingresos y ausencia de prestaciones, debido al desmedido outsourcing que se extendió con la reforma estructural.

Afirmó que en el país prevalece el trabajo informal que alcanza cifras del 57 por ciento y el deterioro del poder adquisitivo del salario sigue en aumento y llega al 80 por ciento de pérdida en los últimos 45 años. Por ello, se pronunció por “construir el Estado de bienestar previsto en la Constitución con un enfoque de derechos, con responsabilidad presupuestal. Vamos a rescatar la esencia de las políticas sociales que es la búsqueda de la igualdad y la justicia social”.

De la fracción parlamentaria del PAN, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba precisó que desde 2015 hubo un estancamiento en la inversión en salud, pues en 2012 la inversión por persona era de alrededor de 4 mil 500 pesos, mientras que para 2018 bajó a 4 mil 300.

En cuanto a la Secretaría de Salud, continuó, tuvo una disminución presupuestal en términos reales del 12 por ciento, además que no hay atención médica por falta de infraestructura regional. “Que tengas tu cartilla no significa que tengas atención efectiva”.

Respecto del Seguro Popular, el legislador lamentó que de los 70 mil millones de pesos (mdp) que tenía ese programa en 2013, se hayan bajado los recursos a 66 mil millones. “Por eso no hay medicamentos y por eso hacen las filas en los centros de salud”, comentó el legislador”.

En el tema de salud materna, destacó que este rubro tenía 2 mil 382 millones de pesos, mientras que para 2018 se le redujo 300 mdp; además, para vacunación hubo una disminución de 224 mdp.

La diputada Cynthia López Castro (PRI) señaló que en este sexenio más de dos millones de personas salieron de la pobreza extrema, y el gobierno ha trabajado para garantizar a todos los mexicanos el ejercicio efectivo de sus derechos sociales; además, ha consolidado la construcción de un país incluyente, “en el que nadie se quede atrás, en el que todos contamos con lo indispensable para vivir y con la posibilidad de desarrollar nuestro potencial”.

Recordó que, con la Estrategia Nacional de Inclusión, se logró combatir el rezago educativo; ampliar en poco más de 9 millones la cobertura de los servicios de salud; poner en marcha una nueva política de vivienda; crear una red de comedores comunitarios, para que más mexicanos tengan acceso a una alimentación sana, variada y suficiente.

También, reducir en 37% el número de personas que se encontraban en situación de pobreza alimentaria; impulsar la generación de empleos; aumentar el salario mínimo de 60.53 pesos diarios a 88.36; promover los derechos y la inclusión de las personas con discapacidad, así como conectar a cada vez más mexicanos, a un menor costo.

Subrayó que se logró transformar el programa Oportunidades para ampliar su alcance, así como promover la productividad y la inclusión laboral. De ahí surgió Prospera, que hoy atiende a 6.9 millones de familias. “Las reformas transformadoras del presidente Enrique Peña Nieto están cambiando el perfil de México y pronto terminarán cambiando su rostro”.

Por Encuentro Social, el diputado Ernesto Vargas Contreras sostuvo que el balance en materia educativa “no es positivo”, pese a la inversión sexenal acumulada de 139 mil millones de pesos para dotar a las escuelas de recursos directos, infraestructura y materiales educativos; los montos implican un promedio inferior a tres millones de pesos por escuela invertida. Cuestionó la calidad, universalidad e inclusión educativa.

“Con el puro gasto en la publicidad gubernamental en pro de la reforma educativa, pudieron atenderse casi 500 escuelas adicionales, sin considerar que hay subejercicio de hasta 70 por ciento en algunos estados al tercer trimestre de este año”, aseguró.

Apuntó que de las más de 152 mil escuelas censadas por el Inegi, en 2013, más del 50 por ciento no cuenta con seguridad estructural, casi la mitad no tienen drenaje, la quinta parte carece de agua potable, más de 40 mil carecen de baños y electricidad. “Sufren del síndrome del edificio enfermo al ser altamente sensibles a problemas de temperatura, iluminación y calidad del aire”, porque las paredes son de tablas y aluminio, tienen computadoras obsoletas, sin internet y los patios son terrenos baldíos.

“La educación inclusiva e igualitaria no es un lujo, sino una garantía constitucional”, y no sólo debe atender a los niños discapacitados, sino aprender a convivir y cuestionar los propios prejuicios y estigmas que generan desventajas. Se pronunció por invertir más recursos en infraestructura para lograr que la educación sea un derecho universal y gratuito; promover e impartir todos los niveles de estudio, incluyendo el superior, a fin de formar individuos con valores éticos y construir una sociedad mejor.

El diputado Santiago González Soto (PT) denunció que la estrategia para combatir la pobreza ha buscado maquillar las estadísticas reales de la carencia y así, formalmente, se eliminó a dos millones de personas de los registros nacionales de la pobreza; sin embargo, la realidad es innegable.

Cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señalan que 43.6 por ciento de población mexicana es pobre, es decir, cuatro de cada 10 habitantes viven en condiciones precarias. “La política social del sexenio ha sido insuficiente e ineficiente en la mitigación de pobreza y la desigualdad”.

Recalcó que la desigualdad de ingresos es “alarmante e indignante”, pues en 2017 sólo el 1 por ciento de la población concentró 28 puntos porcentuales de los ingresos totales del país. “Es vergonzoso que un gobierno que se jacta de combatir la pobreza, admita que sólo 10 mexicanos tengan en sus cuentas bancarias más riqueza que 60 millones de mexicanos”.

Se pronunció por elaborar una evaluación rigurosa de las políticas públicas de los últimos seis años, principalmente las sociales, pues son las que más dinero derrocharon. Ejemplo de ello, dijo, es la Cruzada Nacional Contra el Hambre, una estrategia fallida, con denuncias de la Auditoría Superior de la Federación por su utilización en el fraude denominado “La Estafa Maestra”.

De Movimiento Ciudadano, la diputada Lourdes Celenia Contreras González aseguró que en seis años la actual administración no logró ampliar la cobertura de protección social en materia de salud, no la incrementó ni en un punto porcentual, por lo que se necesitarían 20 sexenios para lograr una cobertura universal.

Enfatizó que de los 20 millones de mexicanos sin acceso a la salud, 8.3 millones son jóvenes, lo que no sólo constituye una gran desigualdad, sino que representa una carga económica para las familias mexicanas, pues “hasta 45 por ciento de sus ingresos los deben destinar para pago de medicinas y atención médica ante la falta de dicha cobertura”.

Lamentó que el gasto público en salud que realiza México es el más bajo entre los países que componen la OCDE, pues sólo destina el tres por ciento del PIB, mientras que otros le asignan hasta el seis por ciento. “No sólo se destinan menos recursos, además no se trabajan de la manera más eficiente”, destacó.

En materia de educación, Contreras González dijo que a finales de esta administración no se ha logrado garantizar la cobertura educativa para la totalidad de niñas, niños y adolescentes, pues en preescolar es sólo del 75.7 por ciento, mientras que en secundaria es del 84.5 por ciento. “Más de 4 millones de niños y adolescentes, de entre 3 y 17 años de edad, no asisten a la escuela, cancelando así sus oportunidades de desarrollo”.

El diputado Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez (PRD) sostuvo que la política social en este sexenio fracasó; de las promesas firmadas en este sector se incumplieron el 60 por ciento de los compromisos adquiridos. Por ello, llamó al Congreso a generar un acuerdo que elimine la pobreza y la desigualdad que durante años aqueja a los ciudadanos.

Destacó que con el Programa Cruzada Nacional Contra el Hambre, “se integraron 25 millones de personas a la carencia alimentaria, en lugar de reducirla”; aunado a ello, existen 12 millones de mexicanos que no tienen vivienda y casi 19 millones no cuentan con agua.

En educación, 41 por ciento de la población en edad escolar, alrededor de 25 millones de personas, no tiene derecho a la enseñanza. En salud, nunca se incrementó el presupuesto, ya que durante los seis años de gobierno se invirtieron 121 mil millones de pesos, cantidad insuficiente para superar carencias.

De acuerdo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), las autoridades con más violaciones generadas durante 2017 fueron IMSS e ISSSTE por negligencia médica y falta de atención pública.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche (PVEM) dijo que después de analizar el Sexto Informe de Gobierno en materia de Política Social, considera que a seis años de distancia México es un país más sano porque los ciudadanos tienen instituciones sólidas. “La salud del país va por buen rumbo y estoy convencido de que así seguirá”.

Reconoció necesario garantizar la cobertura universal de acceso a servicios sanitarios proveídos por el Estado y que estos sean de mejor calidad; se debe destinar, sin escatimar, los recursos necesarios con el fin de satisfacer las expectativas de la población.

Vidal Peniche destacó algunas mejoras realizadas en el IMSS. Reconoció el esfuerzo que hizo para reducir los tiempos de atención; mejoró la gestión de camas para pacientes y la programación de cirugías para los fines de semana. Respecto a la optimización de recursos, consideró notable que gracias a una estricta disciplina en su manejo se garantiza la viabilidad financiera hasta el 2010. Agregó que estas medidas se implementaron en el ISSSTE lo que permitió mejorar la atención en el derechohabiente.

Mencionó que para garantizar a los mexicanos el acceso a medicamentos a un menor costo, el gobierno implementó una estrategia de liberación de medicamente genéricos que permitió poner a disposición de la población 418 nuevos fármacos. “Para el Partido Verde es de vital importancia porque asumimos el compromiso para garantizar que todos tengan aseguradas medicinas”, dijo.

 

Dejar respuesta