CONFUSO INICIO EN MÉXICO DE LA “NUEVA NORMALIDAD”

0
42

EFE / México inició este lunes el plan gradual de reapertura económica con la reactivación de algunas industrias que hasta ahora no se consideraban esenciales, pero que ha despertado suspicacias dado que 31 de los 32 estados del país permanecen en “riesgo máximo” por contagios de COVID-19.

“Tenemos que ir hacia la nueva normalidad porque esto lo necesita la economía nacional y el bienestar de nuestro pueblo. Necesitamos poco a poco ir normalizando las actividades”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Isla Mujeres, donde reanudó sus giras por el país.

Tras haber decretado el cierre de la economía no esencial durante abril y mayo, el Gobierno federal activó este lunes un semáforo de cuatro colores que determinará semanalmente el riesgo de contagios en cada territorio para orientar a los gobiernos estatales sobre cómo reabrir sus economías.

Sólo el estado de Zacatecas se encuentra en semáforo naranja (“riesgo alto”), mientras que el resto del país permanece en semáforo rojo por “riesgo máximo” de contagios de coronavirus.

Por eso, aunque ya se reabran algunos sectores como la industria automotriz, la minería o la construcción, López Obrador pidió a los mexicanos salir de casa “sólo para lo indispensable”.

Dijo que “si no lo hacemos de manera ordenada, con disciplina y eso produce contagios y se presentan rebrotes, entonces vamos a cerrar de nuevo”.

Con la puesta en marcha del semáforo, el Gobierno federal dio por concluida la contingencia sanitaria decretada a finales de marzo y pasó la responsabilidad a los gobiernos estatales para que cada entidad decida cómo llevar a cabo la reapertura.

Esto ha provocado confusión entre la ciudadanía ya que las autoridades federales hablan del inicio de la “nueva normalidad” cuando no está claro que se haya superado el pico de la pandemia y en la mayoría de estados no se levantará todavía la cuarentena.

En Jalisco, los negocios no esenciales que reciban un distintivo especial podrán abrir, mientras que se permitirá el ejercicio en espacios abiertos. Se estima que este lunes abrieron 20 mil negocios en la entidad.

En el estado de Nuevo León, uno de los motores industriales del país, está prevista la reapertura del 49% de las empresas, mientras que en Quintana Roo, muy afectado por la falta de turismo, reabrirán algunos hoteles.

En la capital del país, las autoridades tienen previsto un plan de reapertura más lento que en el mejor de los casos comenzaría el 15 de junio.

Las únicas excepciones son la industria automotriz y la construcción, que reanudaron este lunes sus actividades bajo estrictas medidas higiénicas, y las plantas cerveceras, que pudieron reabrir con el 25% de su plantilla tras semanas de desabastecimiento de esta bebida.

Dejar respuesta