BANXICO BAJA TASA A 5.5, PREVÉ UNA FUERTE CRISIS

0
20

EL ECONOMISTA / La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) recortó la Tasa de Interés Interbancaria por tercera ocasión consecutiva en 0.5 puntos base, para dejarla en 5.5 puntos. Una decisión que fue tomada de forma unánime.

En el comunicado destacaron que “si bien aún se desconoce la magnitud y duración de las afectaciones ocasionadas por la pandemia, y se anticipa que se profundicen en el segundo trimestre y den lugar a contracciones importantes en el empleo”.

Por ello resaltaron que la conducción de la política monetaria enfrenta “retos” que incluyen la afectación sin precedentes en la actividad económica, así como los asociados al choque financiero que enfrentamos.

Los miembros de la Junta advirtieron en el comunicado que las próximas decisiones tomarán en cuenta la “fuerte afectación a la actividad productiva, así como la evolución del choque financiero que enfrentamos, de tal manera que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación a la meta del Banco de México en el plazo en el que opera la política monetaria”.

Con esta decisión, la Junta de Gobierno ha reducido la tasa en 1.75 puntos base en lo que va del 2020 en cinco movimientos, los tres más recientes con recortes consecutivos de medio punto porcentual, en el contexto de la pandemia de Covid-19 y el primero del año, en febrero, de un cuarto de punto.

Estrategas de BNP Paribás, Goldman Sachs, y las consultorías Pantheon Macroeconomics y DuckerFrontier concuerdan en que la Junta de Gobierno dejó abierta la puerta para más recortes y coinciden en anticipar que la tasa promediará al cierre del año en 4.5% “bajo un escenario base”.

Desde Nueva York, el economista en Jefe para México de BNP Paribás, Joel Virgen, destaca que la decisión de este jueves fue la tercera consecutiva unánime, lo que le lleva a pensar que los miembros de la Junta ven mayor necesidad de relajación y que “el nuevo gradual del recorte” se quedará en 50 puntos base.

Desde Londres, Andrés Abadía, economista senior para América Latina en PantheonMacroeconomics ve como señal clave para esperar más recortes, el párrafo donde Banxico admite que se desconoce la magnitud y duración de las afectaciones ocasionadas por la pandemia, y se anticipa que se profundicen en el segundo trimestre.

Todos coinciden en que la tasa podría llegar más abajo del 4.5% este año si la inflación se mantiene cerca del 3%, ante indicios de una holgura más pronunciada.

El economista para América Latina de Goldman Sachs, y Alberto Ramos, el economista Senior de DuckerFrontier, Alejandro Valerio, explican desde Nueva York y Washington que la decisión de Banxico tiene intrínseco el atractivo de México para el mercado.

El experto de DuckerFrontier dice que el diferencial de tasas con la Fed permite a Banxico ser más agresivo, sobre todo al tomar en cuenta la “pobre respuesta fiscal” que ha dado México al impacto económico de la pandemia. Consigna que aún si llega la tasa a 4.75%, seguirá anclándose el flujo de capital.

El estratega de GS considera que el movimiento fue conservador asumiendo la fuerte contracción esperada en la demanda local y externa, pero suficiente para mantener el diferencial atractivo con Estados Unidos.

El profesor emérito del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Raymundo Tenorio, explica que el nuevo recorte en la tasa está orientado también a reforzar las medidas anunciadas por Banxico para garantizar liquidez al sistema financiero.

Estima que al bajar más la tasa, favorece la instrumentación de la Facilidad de Reporto de Títulos Corporativos a instituciones de crédito y corporativos así como el manejo de liquidez.

El especialista en política monetaria considera que el recorte es en efecto un relajamiento de la política monetaria que “contribuye modestamente a la recuperación económica”.

Y resalta que para conseguir una recuperación más rápida, sólida y consistente, se requiere un impulso en el gasto público y en políticas públicas que alienten a la inversión.

La minuta correspondiente a esta reunión será divulgada el 28 de mayo y el próximo anuncio de política monetaria programado será el 25 de junio. Aunque todos los especialistas consultados, concuerdan en que y que la situación sanitaria y su impacto económico dejó abierta la puerta a más decisiones monetarias en reuniones de emergencia.

ymorales@eleconomista.com.mx

Dejar respuesta