ALMAGUER ESTÁ SEGURO DE PODER DERROTAR A ALFARO

(Extracto de la entrevista que dio a EL INFORMADOR el ex fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer Ramírez)

0
18

Si el PRI define que Eduardo Almaguer será su candidato por el Gobierno del Estado en 2018, la elección “está ganada”, subraya el ex fiscal, quien hace énfasis en que no le importa si hay una conformación local del Frente Ciudadano por México (MC-PAN-PRD). “Lo que sus líderes sin ideología busquen me tiene sin cuidado. Soy alguien que, cuando me casé a los 21 años, vendía bolillos en las tiendas y en las casas… y ese joven será gobernador”.

Se reconoce como un político que ha crecido en la estructura priista desde sus bases, lo cual remarca su cultura del esfuerzo. También afirma que hay unión en el tricolor para avanzar en la elección interna; incluso, recuerda las reuniones que ha sostenido con piezas claves, como Arturo Zamora, quien forma parte de su vida académica y a quien respeta “profundamente”.

Ya sin tantas presiones tras dejar la Fiscalía, habló de amigos y enemigos, del poder y la corrupción, de la política. De la traición. Y mientras resaltó que en la política encontró a un gran amigo, Aristóteles Sandoval, expresó que Enrique Peña Nieto es un “gran Presidente” por sus reformas estructurales, pero hay fallas en la forma de comunicarlas. Sobre Enrique Alfaro, lo respeta “hasta hoy”, pero no coincide con su forma de avanzar en la política ni ejercer la administración pública.

Anticipa una promesa inédita para la campaña: rescatar a las familias que viven en los guetos en el Sur de Tlajomulco y Norte de Zapopan: “Es no sólo no entregar permisos para esos guetos donde la gente sobrevive de manera terrible… una decisión importante sería cerrarlos, recuperarle a la gente lo que ha pagado y reestructurar ese tipo de desarrollos que no permiten la llegada de servicios”.

Sobre transporte público le apuesta a la consolidación del Peribús y la ruta empresa. “Más que apostar a un Tren Ligero a Tlajomulco o Tonalá estaría apostando, con expertos y la sociedad, a revisar qué hacemos con esos guetos y desarrollos inmobiliarios de corrupción, donde la gente engañada sobrevive”.

Aunque Almaguer aún no admite públicamente que tiene el apoyo del gobernador para contender por la gubernatura —afirma que “es un tema que sólo a él le compete asegurarlo”—, sí reconoce al jefe del Ejecutivo como uno de sus pocos amigos reales en el servicio público.

“¿Me ves que me lo pensé? Me lo pensé mucho en decirlo”, afirma tras una larga pausa después que se le pregunta sobre sus mejores amistades. Éstas, dice, son pocas. “Pero yo encontré en los últimos años a un gran amigo que se llama Aristóteles, y se apellida Sandoval”.

 

Dejar respuesta