ALFARO Y LEMUS, AÚN SIN ACUERDO PARA LAS VILLAS

0
37

EL INFORMADOR. El presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, rechazó dar licencia de habitabilidad para vivienda en la Villa Panamericana, a pesar del decreto emitido por el gobernador Enrique Alfaro para declarar como Zona de Recuperación Ambiental a El Bajío, espacio en el que está el inmueble.

“Me mantengo firme en mi posición de que no daremos la licencia de habitabilidad para vivienda en la Villa Panamericana”, dijo.

El martes, Alfaro también avaló la venta de la Villa, pues sus 16 hectáreas se encuentran en la categoría de las que ya están urbanizadas o cuentan con derechos para hacerlo.

Consultado respecto a la postura de Lemus, el mandatario estatal aseguró que no hay diferencias de fondo, pues el primer edil solicitó que primero se firmara el decreto para blindar El Bajío.

El titular del Ejecutivo también señaló que no puede hacer nada contra los proyectos ya construidos en ese sitio. “No tiene la ley efectos retroactivos. Lo que ya existe, no lo puedo tumbar. No puedo resolver un asunto que ya está hecho, pero sí puedo evitar que el daño siga siendo mayor”.

Por otra parte, el presidente de Conciencia Cívica, Salvador Cosío, reiteró que existen procesos legales que impiden la venta del complejo, y consideró una falsedad que con el decreto ya se pueda comercializar.“Veo positivo que se quiera proteger para que no se haga más vivienda ahí, pero debe haber estudios ambientales y no los hay”, dijo.

Cosío lamentó que, con la medida, la Villa Panamericana se haya quedado fuera del área de protección.

La Zona de Recuperación Ambiental establece el blindaje de las 980 hectáreas de El Bajío, destaca que las urbanizadas o con autorización para hacerlo cumplan con parámetros medioambientales y prohíbe la emisión de más permisos para habitar en ese espacio.

Alfaro descartó la opción de demoler la Villa por considerarla una opción de poca seriedad, ya que, de acuerdo con esa misma lógica, sería necesario hacer lo mismo con otras construcciones en El Bajío como el Estadio Akron o los fraccionamientos que existen en la zona.

“Hay todo tipo de planteamientos. Algunas suenan muy bien, el problema es que tengan sustentabilidad financiera y jurídica. Otros, dicen que hay que tumbarlas, nomás que nos digan quién les va a pagar a los trabajadores su inversión”, declaró.

El gobernador también dijo desconocer sobre el aseguramiento que la Fiscalía del Estado llevó a cabo en el inmueble en agosto de 2017, e insistió en que todo el proceso de construcción, así como la futura venta de la Villa, son completamente legales.

Dejar respuesta