¿QUÉ HAY EN EL FUTURO DE ALFARO?

DESPUÉS DE SU CLARO TRIUNFO, EL PRÓXMO GOBERNADOR DIJO QUE ESTA SERÍA SU ÚLTIMA ELECCIÓN

TXT: JULIO CÉSAR HERNÁNDEZ / Marcatextos

0
97

Yo no le creo a Enrique Alfaro…

Antes de partir rumbo a Rusia a disfrutar de unas vacaciones enmedio de la euforia del Mundial de futbol, el candidato ganador a la gubernatura declaró ante los medios de comunicación, entre otras cosas, lo siguiente:

“… La primera conclusión es que con esta elección acabo de enfrentar la última elección de mi vida. No voy a buscar ningún cargo de elección popular después de ser gobernador de Jalisco. Y eso no es un anuncio electoral, es un anuncio de gobierno…”.

No. Yo estoy seguro que Alfaro Ramírez trabajará como titular del Poder Ejecutivo de Jalisco para construir su candidatura a la presidencia de la República en 2024, pero sabe que enfrente tendrá un serio adversario que, sin duda, se le atravesará para frustrar su deseo de serlo y que se llama Andrés Manuel López Obrador.

Entiéndase: el “no voy a buscar ningún cargo de elección popular después de ser gobernador de Jalisco” no es un mensaje para los jaliscienses, es un mensaje para López Obrador y para los morenistas, pues sabe que el próximo gobierno lópezobradorista no le dará la más mínima oportunidad para que sobresalga de entre los gobernadores del país y despuntar desde Casa Jalisco como un serio aspirante a la elección presidencial dentro de seis años.

Lo que Enrique Alfaro trata de decirle a Andrés Manuel y a sus allegados es: “De mí no se preocupen, ¿eh? No tengo aspiraciones presidenciales, no voy a ser un estorbo, no voy a trabajar para construir mi candidatura desde el gobierno estatal, así es que pueden estar tranquilos. Seré simplemente un gobernador más que buscará ser el mejor que haya tenido Jalisco…”

Alfaro Ramírez sabe que el primer y principal escollo en su aspiración presidencial es Andrés Manuel y Morena, y que por eso es importante para él atajar cualquier sospecha de su aspiración para dentro de seis años, y con su declaración lo que busca es deshacerse de este tema, incluso antes de asumir la gubernatura. Entendió que esa es la mejor estrategia y por ello la aplicó.

Enrique Alfaro sabe que aquella confesión de López Obrador de que con él como gobernador no se sentía “cómodo”, y que luego de llamarlo “taridorzuelo” lo menos que hará el próximo presidente de la República será dejarle la cancha libre para que construya desde Jalisco una candidatura presidencial. Por eso el mensaje es para AMLO, no para los jaliscienses.

Y hay muchas razones para no creerle a Enrique Alfaro:

¿Cuántas veces negó que iba a hacer tal o cual cosa y terminó haciéndolas? ¿Se acuerdan cuando dijo que no sabía si iba a ser candidato a presidente municipal? Y terminó siéndolo. ¿Y luego cuando dijo que no sabía si lo sería de Guadalajara, Zapopan o incluso nuevamente de Tlajomulco? Y lo fue de Guadalajara. ¿Y qué de cuando aseguró que no sabía si sería candidato a gobernador? Y lo fue. ¿Cuando dijo que no sabía si sería candidato a la gubernatura por su partido Movimiento Ciudadano o incluso hasta podría serlo independiente? Y lo fue de MC.

ALFAROY LOMELÍ

Andrés Manuel López Obrador piensa cambiar las delegaciones federales en el país y por nuevas coordinaciones estatales de programas de desarrollo social. 

Llama la atención que haya designado al ex candidato a la gubernatura de Jalisco por Morena, Carlos Lomelí Bolaños, como el coordinador en Jalisco, lo que implica que el próximo gobernador Enrique Alfaro Ramírez tendrá que entenderse con su rival político para obtener el apoyo económico del gobierno de López Obrador.

Todo eso que negó o dijo que no sabía si sería o lo haría, terminó haciéndolo. En mis columnas dejé constancia previamente de lo que Alfaro sí iba a hacer, aún y cuando lo negara o dijera que no lo sabía aún. En mi blog y en mis columnas está el testimonio de cuántas veces auguré que Alfaro haría lo que públicamente negaba.

Con esos antecedentes no es creíble que ésta sea la última elección de su vida. No hay que “picar el anzuelo”. Enrique Alfaro Ramírez buscará -no sé si lo logre- ser candidato a la presidencia de la República en 2024. Trabajará para construir esa candidatura desde el primer momento después de rendir protesta el próximo seis de diciembre.

Dejar respuesta