MÉXICO IMPORTA MÁS ACERO DE EU, DEL QUE EXPORTA

TXT: ARMANDO GUZMÁN

0
139
El acero es utilizado mayormente en la industria pesada, la construcción y la fabricación de automóviles.

México le vende a Estados Unidos 1,000 millones de dólares en acero y 1,800 millones de dólares en aluminio. El aluminio y el acero producidos en México por empresas extranjeras y nacionales se destinan a la industria automotriz y de la construcción.

La realidad es que los nuevos aranceles de Trump van a doler, pero no mucho; primero porque México ha tomado represalias imponiendo tarifas a muchos de los productos agrícolas americanos. Segundo, porque estas ventas son de menos del 1% del total del producto interno bruto de México.

METAL ESENCIAL

El acero juega un papel esencial en el desarrollo de la infraestructura y la construcción, así como en la fabricación de automóviles y la construcción naval. A la luz de la creciente adopción de conciencia ambiental alrededor del mundo, se debe enfatizar que este metal ferroso es uno de los materiales más ampliamente reciclados en todo el mundo. Alrededor de 1,600 millones de toneladas métricas de acero crudo se produjeron en todo el mundo en el 2016. Ese año, el consumo mundial de chatarra de acero llegó a alrededor de los 560 millones de toneladas métricas, según datos de Estatista.

Las tarifas mexicanas de represalias les van a doler más a los agricultores de Estados Unidos que son los más preocupados por la falta de resolución del TLC, y por el peligro de que estas mini-guerritas comerciales sigan o se expandan. Además de los productos agrícolas, hay también nuevos aranceles de represalia a productos de cerdo.

Lo más extraño de este castigo es que Estado Unidos se lo está imponiendo a sus tres mejores clientes: México, Canadá y la Unión Europea.

No tiene sentido. Pero en el punto de vista de muchas organizaciones comerciales de Estados Unidos nada de lo que Trump está haciendo en materia de comercio internacional, tiene mucho sentido tampoco.

En México quienes lo resentirán serán los productores nacionales; firmas como Altos Hornos de México, Ternium y Tamsa.

La firma brasileña Gerdau, que también está presente en México, compró recientemente el 49% de aceros Corsa, para extraer acero en Tlalnepantla en el Estado de México, muy cerca de la capital.

México como país, destina la mayoría del aluminio y el acero que produce nacionalmente al mercado interno, sobre todo a la construcción, pero mucho también se usa en la fabricación de máquinas para las industrias de equipos eléctricos y electrónicos y en la misma industria de la mecánica de metales.

Pero, ojo: hay también enormes cantidades, más de 7,000 millones de dólares que son importados de Estados Unidos a México por muchas empresas extranjeras y nacionales.Es acero especializado utilizado en la producción de autopartes de alta tecnología.

Ese acero súper refinado y súpermaleable es un requisito técnico, con niveles muy estrictos de calidad debido a las características de resistencia y pureza que son específicas en las piezas de automóviles de calidad avanzada en autos terminados y en autopartes.

 

Y es ahí con respecto a estos artículos, que México tiene un déficit comercial con los Estados Unidos de 7,000 millones de dólares. Esto significa que, en general, México importa más acero que el que le vende a los Estados Unidos.

Además de importar este acero de Estados Unidos, México también tiene proveedores de compañías en Japón y en Corea del Sur.

Finalmente, esto de hoy, no es una nueva situación. En el 2002 el presidente George W. Bush impuso aranceles de castigo a varios metales, pero fueron desechados después de que la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos demostrara que esos aranceles, particularmente al acero extranjero, le estaban costando anualmente a Estados Unidos, más de 386 millones de dólares.

(Con información de El Heraldo de México y El Economista).

Compartir
Artículo anteriorHABLANDO DE INSENSATECES
Artículo siguienteCUARTO PODER

Dejar respuesta