10 MEDIDAS PARA AVANZAR EN LA DESREGULACIÓN.

TXT: JUAN PABLO CASTAÑÓN / PRESIDENTE DEL CCE

0
45
PARA AVANZAR en competitividad es necesario reducir trámites, tiempos y costos para la apertura de nuevos negocios.

Los desafíos económicos actuales también representan una oportunidad para superar los problemas estructurales que enfrentamos como país; para fortalecer nuestras instituciones y contar con un gobierno eficaz; para generar las condiciones para aumentar el valor agregado de los productos mexicanos; para construir una economía más dinámica y generar bienestar para todos.

A través de Acción México, la agenda pública del sector privado, proponemos medidas concretas a los poderes Ejecutivo y Legislativo con el objetivo de aumentar la competitividad de la economía y acelerar el crecimiento, la generación de empleos y consecuentemente el bienestar de los mexicanos. Los empresarios de México hemos anunciado inversiones históricas y asumimos compromisos concretos.

Del mismo modo, también exigimos que las autoridades pongan de su parte. El avance de nuestro país depende de la acción de todos. En particular, el sector público tiene la responsabilidad de garantizar el pleno cumplimiento de la ley, así como la obligación de establecer un ambiente propicio para la operación de los negocios y la generación de empleos.

El gobierno debe de ser un apoyo y no un obstáculo para las empresas; debe caminar hombro a hombro con el sector productivo y no sobre su espalda.

De acuerdo con el Doing Business del Banco Mundial, para abrir una empresa en México es necesario realizar, en promedio, seis trámites que toman 6.3 días.

En los países de altos ingresos, el número de trámites y el tiempo aproximado son casi la mitad, y el costo es cuatro veces menor.

Es cierto que hay avances importantes. En diez años hemos disminuido 50% el tiempo y en 30% el costo de abrir una empresa. Sin embargo, hay muchas diferencias a nivel nacional: hay estados como Nuevo León y Sinaloa que, gracias a sus sistemas en línea, presentan tiempos más bajos para abrir negocios; Aguascalientes y Colima tienen un ambiente de negocios que facilita la inversión, pero ésta no es la regla en el resto del país.
Además, una parte importante de los trámites y requisitos que tenemos que cumplir los empresarios, son de materia local, y hacerlos más eficientes requiere del compromiso de las autoridades locales. Por eso, en el Consejo Coordinador Empresarial queremos hacer un llamado a los gobernadores y presidentes municipales de todo el país, así como al Poder Legislativo, para que nos sumemos en una cruzada por la mejora regulatoria; en una marcha por la eficiencia, acciones específicas. En Acción México proponemos diez medidas muy concretas.

A los ejecutivos de los tres órdenes de gobierno:

1. Establecer el expediente único para simplificar los trámites que se realizan ante el gobierno.
2. Acelerar la digitalización de trámites para reducir costos y abatir la oportunidad de corrupción.
3. Desarrollar un análisis costo-beneficio de las regulaciones y el marco normativo actual.
4. Evaluar las obligaciones y pagos de derechos federales, estatales y municipales, para reducir el costo que implica la apertura de una empresa.
5. Establecer mayor seguridad y estabilidad a la regulación.
6. Reglamentar los procesos de consulta ante COFEMER para valorar el impacto regulatorio y privilegiar la productividad, competitividad y el desarrollo social.
7. Conducir una revisión anual para eliminar la regulación obsoleta y más costosa para la planta productiva. Necesitamos impulsar un verdadero compromiso con la mejora regulatoria en todo el país. Por eso, también trabajamos con el Poder Legislativo para avanzar en tres propuestas fundamentales, que son las 8, 9 y 10 de este documento:
8. Armonizar la regulación federal, estatal y municipal.
9. Realizar una Ley General de Mejora Regulatoria que contemple disciplinas para todos los estados y municipios.
10. Así como promover una regulación consistente con principios de competencia en todos los niveles y ámbitos del gobierno.

Al mismo tiempo, impulsamos el modelo que hemos denominado “2×1”, que se contempla dentro del acuerdo por el fortalecimiento de la economía interna mexicana, donde por cada nueva regulación que se imponga en cualquier orden de gobierno, se elimine el doble en costos de regulaciones anteriores. Sólo así podremos terminar con la lista interminable de requisitos que no tienen sentido y, por el contrario, construir una regulación fuerte, eficiente y eficaz, no engorrosa e incontable.

CATÁLOGO DE INSPECTORES

Asimismo, le proponemos al Poder Legislativo que la Ley General de Mejora Regulatoria contemple la creación de un catálogo nacional de inspectores e inspecciones, de tal forma que pueda ser consultado por el contribuyente y las empresas cualquier trámite que un inspector le esté exigiendo a una empresa determinada.

Por último, estamos proponiendo la generación de un órgano independiente, un observatorio ciudadano del avance de la mejora regulatoria, que esté en comunicación con COFEMER, para ir viendo cómo vamos avanzando desde el municipio y las delegaciones, hasta los estados y el Poder Ejecutivo Federal en todo el proceso de mejora regulatoria.

El sector público debe asumir como principio que las reglas inútiles, debilitan a las necesarias y sólo dificultan su cumplimiento, cierran las puertas a la inversión productiva y abren espacios a la corrupción que tanto lastima a los mexicanos.
La mejor aportación para que la pequeña empresa pueda crecer es desregularla y liberar la energía que hoy tiene que ocupar en las inspecciones de los distintos órdenes de gobierno.

No podemos dejar de reconocer el trayecto que hemos caminado, pero es urgente que aceleremos el paso. Es indispensable que todos los sectores de la sociedad apretemos la marcha y construyamos un ambiente más propicio para la generación de negocios y la creación de empleos, que consecuentemente genera bienestar para las personas.

Frente a los retos que México enfrenta todos tenemos que contribuir con lo que nos corresponde. Tenemos un objetivo común: México, nuestra Nación. Si trabajamos juntos, podemos transformarlo en el país justo y próspero que soñamos

Dejar respuesta