VOTÓ EL CIUDADANO

TXT: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Senador de la República y Secretario General de la CNOP

0
85
Layda Sansores preparó anticipadamente las protestas de Morena el día de las elecciones.

Transcurridos los comicios locales celebrados el 4 de junio, se impone un balance de los resultados y la aclaración de algunos equívocos.

  1. La interrupción de los reportes del PREP de Coahuila, con casi 75% de casillas computadas, tiene diversos precedentes y, como en otros casos, no altera los resultados finales de la elección.
  2. En la inmensa mayoría de los casos donde se abrieron los paquetes electorales para repetir el conteo por causales válidas, la votación se incrementó en favor de Miguel Ángel Riquelme y Alfredo del Mazo.
  3. En el Estado de México siempre coincidieron los resultados de las encuestas previas, las de salida, el conteo rápido, el PREP y el cómputo oficial. En Coahuila ocurrió igual, salvo en el conteo rápido, donde el resultado se mantuvo en el margen de error calculado. Todos los partidos tuvieron acceso a la copia correspondiente de 100% de las actas y el PRI las tiene desde la noche del 4 de junio.
  4. Los triunfos del PRI son legales y legítimos. Se ganó con la mayoría que exige la legislación electoral y con una alta participación ciudadana. Estrictamente, en el Estado de México el PAN tuvo un rechazo de 90% y Morena de 70 por ciento.
  5. El tribunal no encontró, antes de la jornada electoral, ningún delito o irregularidad en el PRI, el argumento de los partidos de oposición del uso electoral de los programas sociales quedó desechado, se concluyó que se desplegaron con normalidad en la fase inicial del calendario electoral, se apegaron a la ley; no así en los otros partidos, como el caso de Morena, partido al que sí se le establecieron sanciones.

Los siete millones de beneficiarios de estos programas     sociales en el Estado de México hicieron efectivos sus     derechos en forma equitativa y sin distinción política.

  1. Tampoco pudo acreditarse un exceso en los topes de campaña del PRI. Estas quejas se fundamentan en cotizaciones desorbitadas de utilitarios y otros elementos de propaganda.
  2. Semanas atrás, el PRI solicitó al INE intervenir para sancionar y corregir el rebase en los topes de campaña de Delfina Gómez, que reporta cifras inverosímiles. Morena no ha cumplido con abrir su portal de transparencia ni parece tener intención de hacerlo.
  3. Morena preparó sus desplantes antidemocráticos de la etapa postelectoral apenas iniciada la jornada, con la provocación que instrumentó Layda Sansores y el manejo de las conferencias de prensa obcecadas de López Obrador. Nunca fue capaz de explicar el significado de las grabaciones que confirman un canal más de financiamiento ilícito a cargo del hijo de AMLO, por eso, en Nayarit el 88% rechazó a Morena, en Coahuila el 88.1% y en el Edomex el 70 por ciento. En Veracruz sólo obtuvo 17 de las 212 alcaldías.
  4. El PAN, comenzando por su dirigente, Ricardo Anaya, actuó con tal desfachatez en la jornada que provocó una pugna frívola al interior de su partido, acusaciones van y vienen entre él y Margarita Zavala. Queda claro que a los panistas no les importa afectar la buena marcha de la vida institucional y económica del estado.
  5. Enrique Ochoa Reza ganó estas campañas al lado de   nuestros candidatos y militantes, se impuso en los       debates y apabulló en el postdebate. Es el líder que el   PRI necesita para seguir cambiando, consolidar su       reforma en la próxima Asamblea Nacional y conducir   al partido y sus candidatos al triunfo en 2018.

Dejar respuesta